COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
15 de octubre, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

El recargo va por correo

Se están enviando recargos por correo a 200.000 conductores de Texas.

El Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas está enviando avisos a un promedio de 5.000 al día, a todo conductor que debe multas por infracciones de tráfico que recibieron hace tanto como el año pasado –por manejar en estado de ebriedad, manejar sin licencia o sin seguro.

Los conductores tienen 30 días para pagar o comprometerse a un plan de pago. A las personas que ignoren las cartas se les revocará la licencia de conducir y perderán su acceso a licencias ocupacionales. Toda persona que se halle manejando con su licencia revocada será arrestada y acusada por delito Clase B.

Los recargos son parte del Programa de Responsabilidad de Conductores que la Legislatura 78º aprobó en el 2003. Los recargos no pudieron ser reunidos hasta que se creó un programa en acuerdo con el sistema.

Se pueden hacer pagos totales o parciales con cheque, tarjeta de crédito, o en toda oficina de Western Union. Se deben más de 67 millones de dólares en recargos.

Los ingresos por estos recargos se usarán para financiar centros de atención traumatológica, servicios médicos de emergencia y el Fondo de Movilidad de Texas. El programa debería recaudar alrededor de un billón de dólares para atención traumatológica en sus primeros cinco años, y otro billón de dólares para el Fondo de Movilidad de Texas, el que incluye la construcción de carreteras.

Se están enviando avisos a 114.010 conductores no asegurados que fueron multados desde el 1º de septiembre del 2003, cuando la ley entró en vigor. Estos conductores se enfrentan a un recargo anual de $250, por tres años.

Seis mil conductores condenados por manejar con licencia inválida deben pagar anualmente $250, por tres años.

Se han enviado avisos a 47.529 conductores que fueron multados por manejar sin licencia. Estos tendrán recargos de $100 anuales, durante tres años.

Los recargos más onerosos se envían a 23.366 conductores multados por manejar en estado de ebriedad (DWI). La primera ofensa de DWI es un recargo anual de $1.000, durante tres años.

El conductor arrestado por una segunda ofensa de DWI, y con un contenido de alcohol en la sangre de más de 0,16, debe pagar un recargo anual de $2.000 durante tres años, mientras que una segunda condena dentro de los tres años resultará en un recargo anual de $1.500 durante tres años.

Los recargos se suman a las multas extendidas en tráfico, los cargos de rehabilitación, costos judiciales y gastos administrativos.

La nueva ley también asigna dos puntos por infracción de tráfico condenada a delito Clase C en Texas u otro estado, y tres puntos por una infracción de tráfico que resulta en accidente de tráfico.

Los conductores que acumulan seis o más puntos durante un período de tres años pagarán un recargo de $100 por los primeros seis puntos y $25 por cada punto adicional.

Se han asignado puntos a aproximadamente 300 conductores multados por infracción de tráfico. No se adjudican puntos por excederse de velocidad en un 10% ni por conducir sin cinturón de seguridad.

Para algunos tejanos, estos recargos pueden resultar excesivos, pero todo lo que tienen que hacer para no pagarlos es conducir de manera responsable y cumplir con la ley, haciendo así nuestros caminos públicos más seguros para todos.

arriba