COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
5 de agosto, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Estudio se enfoca en los conductores no asegurados

El Acta de Responsabilidad por la Seguridad de Vehículos Motorizados de Texas prohíbe manejar un vehículo que no está asegurado, pero, aún así, alrededor del 20 por ciento de los conductores tejanos no tienen seguro.

Las cifras conciernen, preocupan y hasta enfurecen a los conductores asegurados, que están pagando mayores primas de seguros como resultado de los conductores que infringen la ley a pesar de los esfuerzos del estado por hacerla cumplir.

Algunos conductores, por ejemplo, compran una póliza de seguros para recibir la constancia del seguro, pero cancelan la póliza inmediatamente después. Otros adquieren constancias falsas de seguro, emitidas por compañías que no existen.

Solo estas dos técnicas convierten a la tarjeta o constancia de seguros en un método inefectivo para verificar la responsabilidad financiera del conductor. Aunque los legisladores han introducido medidas que refuerzan la ley que ordena a conductores portar una constancia de seguro, las medidas nunca fueron aprobadas. Una de las razones de su fracaso es la falta de un método confiable para verificar la cobertura de seguro.

Los conductores asegurados desearán saber que durante la sesión legislativa regular del año pasado, aprobamos una medida que contiene el primer paso para la creación de un sistema de verificación de responsabilidad financiera.

Una provisión de la medida HB 3588 de la Cámara de Representantes ordena al Departamento de Seguros de Texas (TDI) y al Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) conducir un estudio sobre el posible uso de un sistema computarizado de base de datos para verificar la responsabilidad financiera. La medida requiere que estas dos agencias --que son esenciales para disminuir el número de conductores no asegurados--evalúen el programa e informen a la Legislatura.

El estudio fue finalizado el 1° de julio. DPS y TDI están finalizando los resultados. Estos serán presentados a la Legislatura cuando se reúna en el 2005.

La información contenida en el informe nos permitiría determinar si el sistema de verificación de responsabilidad financiera basado en el programa computarizado entre TDI y DPS funcionará o no.

Aprobamos la HB 3588 después de que el Senado aprobara la SB 442 durante la sesión legislativa regular del año pasado, medida que murió en la Cámara de Representantes de Texas.

Esa medida hubiera creado un programa de verificación de seguros basado en un muestreo estadístico llevado a cabo por el Departamento de Vialidad de Texas (TxDOT). El muestreo hubiera ordenado a TxDOT pedir la prueba de constancia a los conductores y verificar la información con aseguradoras.

Otra medida de verificación de seguros, la HB 814 de la cámara baja, fue aprobada por ésta pero murió en el Senado. La medida hubiera creado un programa de ‘prueba de seguro’ basado en información provista únicamente por aseguradoras.

Hasta que se adopte un sistema para identificar y multar a los conductores no asegurados, la ley actual sigue en efecto.

Actualmente, los conductores culpables de no tener seguro se enfrentan a multas de $175 a $350. La multa por reincidencia está entre $350 y $1.000. La licencia de conducir del individuo podría ser suspendida si se ve envuelto en un accidente.

El problema de los conductores no asegurados no tiene solución fácil; sin embargo, encontrar una debería ser una prioridad legislativa.

arriba