COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
30 de julio, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

La ley protege el derecho de tejanos a fijar carteles en su propiedad

Faltando menos de 100 días para las elecciones generales de noviembre, van a aparecer más y más carteles políticos en las calles y carreteras de Texas. Como éste es un año de elecciones presidenciales, los tejanos verán carteles políticos en abundancia.

Los carteles de campaña son uno de los aspectos más visibles de las campañas políticas, y el derecho a fijar carteles en su propiedad debe ser protegido. Con ese fin, promoví en el Senado la medida de la Cámara de Representantes HB 212, del Diputado Terry Kel (R-Austin), que la Legislatura 78° aprobó en el 2003 durante su sesión regular.

Esta medida limita la autoridad municipal para regular la colocación de carteles de tipo político en propiedades privadas y con el consentimiento del propietario. La orden municipal que regula los carteles, por ejemplo, no puede prohibir carteles políticos en propiedades privadas, ni puede la ciudad requerir un permiso o aprobación para estos carteles.

Las municipalidades no pueden cobrar tarifas por la colocación de carteles, siempre y cuando éstos tengan 36 pies cuadrados como máximo y no más de ocho pies de alto. Estos carteles libres de regulación municipal no pueden estar iluminados ni tener partes móviles.

La nueva ley para carteles políticos protege el derecho del individuo a apoyar al candidato que quiera con carteles en el frente de su casa.

El derecho a fijar carteles políticos también lleva en sí la responsabilidad de cumplir con la ley sobre la ubicación de los mismos. A veces, voluntarios demasiado entusiastas de campañas políticas ponen carteles en lugares prohibidos por leyes municipales, condales, estatales y/o federales.

El Departamento de Vialidad de Texas (TxDOT) advierte a los candidatos que es en contra de la ley estatal fijar carteles de campañas en lo que se considera paso prioritario en carreteras públicas. Esto incluye árboles, postes telefónicos, señales de tráfico y otros objetos.

Los carteles fijados ilegalmente serán sacados por TxDOT sin notificación alguna. Poner un cartel en estos lugares es un delito menor Clase C. La multa por violar la ley es de hasta $500 por cartel.

Es legal fijar carteles políticos en la propiedad privada al borde de una carretera estatal, si el candidato tiene permiso del propietario. Hay restricciones sobre las dimensiones de los carteles en carreteras.

Los carteles deben ser de material liviano y no más grandes de 50 pies cuadrados o el equivalente a cinco pies de alto por 10 de ancho. Las restricciones de tamaño ayudan a prevenir la falta de visibilidad y mantienen los obstáculos al mínimo, para que las señales de tráfico y los otros vehículos sean claramente visibles.

Los carteles políticos pueden empezar a colocarse 90 días antes de las elecciones, pero no antes. Se puede esperar ver carteles en agosto para las elecciones del 2 de noviembre. Los carteles deben sacarse no más de 10 días después de las elecciones.

Los candidatos o trabajadores y voluntarios de campañas políticas que tengan preguntas sobre dónde fijar carteles deben comunicarse con la oficina más cercana de TxDOT (Texas Department of Transportation).

arriba