COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
9 de julio, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Aumenta apoyo popular al registro de votos legislativos

Si alguna vez se comunicó con su senador o diputado estatal en Texas para indagar cómo votó él o ella sobre una medida específica, se habrá sorprendido al descubrir que no existe un registro o constancia de los votos.

Las grandes obras legislativas generalmente se aprueban o rechazan por medio de un voto registrado, pero cientos de medidas se votan sólo con un voto oral, sin ninguna constancia del mismo.

Bajo las actuales reglas del Senado y la Cámara de Representantes de Texas, un legislador, con el apoyo de dos colegas, puede solicitar el registro de una votación. Esto pasa en aproximadamente la mitad de las medidas por las que votamos en la Legislatura.

A mí me gustaría que se registren los votos de toda medida, enmienda y sustitución. Texas es uno de sólo nueve estados que permiten aprobar o rechazar medidas por medio del voto oral, y nuestro estado debería unirse a la mayoría.

El registro de todos los votos está ganando más y más apoyo. Me place saber que más de 100 organizaciones, iglesias, individuos y periódicos representando toda posición del espectro social y político han pedido públicamente el registro de todos los votos.

Como ávido defensor de un gobierno abierto, creo que los tejanos desean saber --y tienen todo el derecho a hacerlo--cómo votan sus senadores y diputados en las medidas legislativas que afectan sus vidas.

Como deseo demostrar responsabilidad ante los tejanos que nos eligen, cuando la Legislatura se reunió en su cuarta sesión especial el pasado abril, yo firmé como coautor de una legislación que hubiera ordenado registrar los votos de cada medida y publicarlos en el internet.

La Resolución Senatorial Conjunta de la que fui coautor junto al Senador John Carona (R-Dallas) también requería constatar los votos sobre el nombramiento o elección de funcionarios legislativos y todo otro funcionario público, y la confirmación de un nominado a cargo público.

Esta resolución fue enviada a consideración del Comité Senatorial de Administración en el que sirvo. La sesión especial terminó sin ninguna acción del comité, pero creo que debemos seguir insistiendo.

Podría no ser fácil convencer a la Legislatura del registro de todos los votos. Para poder ser adoptado, el registro de votos requiere una enmienda constitucional, y las enmiendas constitucionales requieren dos tercios de los votos de ambas cámaras de la Legislatura y el voto mayoritario de los ciudadanos de Texas.

Me place que una Encuesta Scripps Howard del 2002 en Texas halló que más del 84 por ciento de los participantes aprobaban el registro de votos, y un 80 por ciento estaba a favor de la enmienda constitucional que lo instauraría.

Los que se oponen al registro obligatorio de votos citan su costo, que podría llegar a $330.000 por sesión. Algunos legisladores creen que el registro limitaría el debate y dificultaría la aprobación de medidas, ya que algunos legisladores podrían ser reacios a dejar constancia de su voto.

Yo creo que nosotros, los legisladores, seríamos más cuidadosos al emitir el voto si sabemos que cada voto será registrado permanentemente para que todos lo vean.

También creo que si el registro de nuestros votos se hiciera público, éstos reflejarían más fielmente las preferencias y deseos de nuestros constituyentes.

¿Usted qué piensa?

arriba