COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
14 de mayo, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Maestros estatales se jubilarían más temprano para no perder beneficios federales

El cierre de una brecha en la ley federal podría tener un efecto significativo en la economía del estado si muchos empleados de escuelas públicas se jubilan más temprano para poder aspirar a los beneficios de Seguridad Social que perderán cuando se cierre esta brecha.

Cambios en la provisión GPO (Compensación de Pensiones del Gobierno) del Acta de Seguridad Social se convertirán en ley el 1° de julio próximo. Esta ley afecta a empleados de gobierno locales, estatales y federales que no pagan impuestos de Seguridad Social pero sus cónyuges sí lo hacen.

La provisión GPO reducirá los beneficios del cónyuge o sobreviviente en dos tercios del monto de la pensión del empleado de gobierno. Debido a que aproximadamente 989 de los 1.038 distritos escolares independientes de Texas contribuyen al Sistema Jubilatorio de Maestros pero no a Seguridad Social, muchos empleados de escuelas públicas perderán los beneficios de sus cónyuges.

Para recibir el total de los beneficios, los empleados de escuelas públicas cuya edad y años de contribución al Sistema Jubilatorio de Maestros es igual a 80 aprovechan una brecha en la ley que les permite trabajar un día en un distrito escolar independiente que paga Seguridad Social, jubilarse en ese distrito y aspirar a recibir los beneficios para el cónyuge. Los distritos escolares que contribuyen a Seguridad Social cobran generalmente una tarifa, algunos tanto como $700, por procesar la solicitud de jubilación.

No existen cifras sobre el número de empleados de escuelas públicas que hacen uso de la brecha en la ley, pero las jubilaciones han aumentado todos los años, de 14.300 hace tres años a 19.635 el año pasado, por ejemplo.

Un gran número de empleados jubilándose antes de tiempo podría afectar el Sistema Jubilatorio de Maestros (TRS), especialmente su programa de salud TRS-CARE. TRS no solo tendrá que pagar las jubilaciones más temprano y por períodos más largos, sino que se enfrentará a una afluencia de reembolsos médicos que deberá pagar inmediatamente.

Muchos jubilados desean reintegrarse al trabajo. Si se retiran por un mes, deben ser readmitidos bajo los lineamientos de TRS. Negociar el reempleo antes de jubilarse no está permitido. El hacerlo podría resultar en la pérdida de todas las rentas vitalicias de jubilación de TRS.

Espero que los empleados de escuelas públicas consideren cuidadosamente su decisión de jubilarse antes del 1° de julio. Si las pólizas de TRS-CARE aumentan en septiembre y si los jubilados tempraneros no son reempleados, su decisión podría resultar costosa.

Por ejemplo, la mayoría de los miembros de TRS jubilados después del 1° de enero del 2001, que vuelven a trabajar a tiempo completo, reciben su jubilación solo por los primeros seis meses de cada año escolar. Renuncian así a sus pagos jubilatorios después de esos seis meses.

Hay excepciones a esta regla. Los empleados de escuelas públicas que desean reincorporarse al trabajo deben leer el folleto Employment after Retirement (Empleo después de la jubilación) en la página TRS de la red: www.trs.state.tx.us, o hablar con un asesor de TRS llamando sin cargo al (800) 223-8778.

Los empleados activos de escuelas públicas deben considerar todas las reglas antes de jubilarse. Algo que parece bueno en junio podría resultar no tan bueno en enero.

arriba