COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
29 de abril, 2004
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Toda ganancia de la lotería se destina a la educación pública

Cuando los tejanos hablan de la financiación a escuelas públicas, se preguntan muchas veces sobre la Lotería de Texas.

Muchos de ustedes me han preguntado: “Se supone que la lotería era para la educación pública, ¿adónde va ese dinero?”

Las ganancias de la Lotería de Texas se dedican a la educación pública desde el 1° de septiembre de 1997, como resultado de legislación de la que soy autor junto a la Senadora Jane Nelson.

Desde el momento en que se inició la lotería en 1992 hasta el 31 de agosto de 1997, las ganancias se depositaban en el Fondo de Ingresos Generales. Luego en 1997, la Legislatura 75° aprobó la medida que diseñé, disponiendo que el 100 por ciento de las ganancias netas de la lotería se depositen en el Fondo Fundación Escolar (Foundation School Fund), usado en servicios educativos de distritos escolares a nivel local.

La lotería ha contribuido $6,1 billones a este fondo desde 1997. Aunque es mucho dinero, no es lo suficiente para cubrir el costo de educar anualmente a cuatro millones de estudiantes en escuelas públicas de Texas. Por ejemplo, en el presupuesto bianual 2004-2005, asignamos alrededor de $33 billones para la educación de kinder a 12° grado.

En el Año Fiscal 2003, las contribuciones de la lotería al Fondo Fundación Escolar fueron de $888.200.000. Aunque las ganancias de la lotería en los primeros siete meses del Año Fiscal 2004 son un 5 por ciento más altas que el año pasado, sigue sin ser suficiente para financiar la totalidad de la educación pública.

Desde que se inició la lotería en 1992, se han generado más de $11,3 billones para el estado. Entre 1992 y 1997, se depositaron alrededor de $4,9 billones de ingresos de lotería en el Fondo de Ingresos Generales.

El detalle de los ingresos de la lotería muestra que 58 centavos de cada dólar se destinan a los premios de la lotería. Treinta centavos de cada dólar van al Fondo Fundación Escolar, 7 centavos se destinan a costos administrativos y 5 centavos a comerciantes minoristas. El dinero de los premios de lotería no reclamados vuelve al estado y es usado para la atención médica de indigentes.

Existe más información sobre la lotería en la página internet de la Comisión de Lotería de Texas: www.txlottery.org.

La lotería no es la única forma de juego legalizado en Texas. A mediados de la década de los ochenta, los tejanos aprobaron las apuestas en carreras de perros y caballos, y en 1980 los votantes aprobaron una enmienda constitucional permitiendo juegos de bingo benéficos.

En estos días, algunos legisladores están proponiendo que aumentemos las opciones de juego, como la instalación de máquinas de casino en hipódromos, pistas de carrera de perros, y en tres casinos operados por indígenas americanos. Se estima que las ganancias de estas máquinas podrían llegar a un billón y medio anual, lo que nos ayudaría a acercarnos a los casi $40 billones que necesitamos para el aporte estatal a la educación pública durante el próximo ciclo presupuestario de dos años.

Si durante la actual sesión especial rebajamos los impuestos a la propiedad en un 50 por ciento, como espero podamos hacer, debemos cubrir el agujero dejado cuando ese dinero no ingrese. Aunque las máquinas de casino podrían brindar una parte de los fondos necesarios, debemos investigar otras fuentes de ingresos para financiar la excelencia en la educación.

arriba