COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
19 de diciembre, 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Conducir precavidamente es clave para un año nuevo sanos y salvos

Las fiestas deberían ser un tiempo de felicidad con familiares y amigos, pero muchas veces la celebración se convierte en tragedia cuando los tejanos toman alcohol y no actúan de manera responsable.

Entre el 19 de diciembre y el 4 de enero, el Departamento de Vialidad de Texas (TxDOT) y el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas se concentran en mantener a los conductores tejanos y sus pasajeros lo más seguros y sanos posible.

Más de 600 agentes policiales y del DPS patrullarán durante las fiestas, tratando de evitar que Texas sea nuevamente primera en el país en fatalidades de tráfico producidas por consumo de alcohol. Los conductores que toman causan accidentes que producen anualmente más de 1.700 muertes y 25.000 heridos .

Este año, la Legislatura aprobó nuevas leyes que, esperamos, tendrán un efecto de mayor lentitud y sobriedad en los conductores. Por lo general, los malos conductores, aquellos que toman y conducen, o conducen sin licencia de conducir o seguro, están recibiendo multas más altas que el año pasado en esta fecha. Hay información disponible sobre estas nuevas leyes y sus multas en la página internet del DPS: www.txdps.state.tx.us. La información figura en el comunicado de prensa del 19 de agosto del 2003.

Esta información se encuentra también yendo a la página internet del Senado de Texas: http://www.senate.state.tx.us/Senado.htm. Pulse en Senadores, Senador Wentworth, y luego en el comunicado de prensa del 5 de septiembre.

Además de conducir en estado de ebriedad, más de la mitad de los pasajeros que murieron en choques de vehículos no estaban usando cinturón de seguridad. Tommy Davis, Director de DPS, dice: “La triste verdad es que los más fatales accidentes automovilísticos podrían evitarse”.

El Coronel Davis dice que la velocidad es la primer causa de muertes en las calles de Texas. La alta velocidad y el alcohol producen una combinación mortífera.

Reducir la velocidad, no manejar cuando se toma, designar un conductor en caso de ebriedad y abrocharse el cinturón son todas cosas que podrían salvar su vida y la de sus pasajeros. El Coronel Davis también nos advirtió a todos mantener la conversación en celulares al mínimo posible, y reducir la velocidad en mal tiempo, en áreas de construcción y en alto tráfico.

Las personas que vuelven a casa después de las fiestas podrían encontrar condiciones de tráfico desfavorables. Los conductores varados pueden llamar a la línea directa y gratuita del DPS: (800) 525-5555. Algunas compañías de celulares permiten a sus clientes llamar gratuitamente al *377 por ayuda.

Además de nuevas leyes de responsabilidad de conductores, también aprobamos una ley que esperamos prevengan los incendios de clubes nocturnos como el ocurrido en Rhode Island. El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 693 fija estándares para el uso de efectos de llamas y pirotécnicos en eventos públicos. También se presentaron medidas para restringir el uso de fuegos artificiales, pero no obtuvieron aprobación.

Las nuevas leyes y orden de cumplimiento no lo lograrán todo. Nosotros debemos hacer nuestra parte para que las fiestas sean un período del año seguro y feliz.

arriba