COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
7 de noviembre, 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Pregunta: ¿Más impuestos al combustible o pago de peaje?

Sea un sedán familiar, una camioneta o automóvil deportivo, los tejanos tenemos una larga relación amorosa con nuestros vehículos.

Desde que se construyeron las primeras 20 millas de carretera en Texas en el año 1920, los tejanos estamos manejando por las que son ahora 79.000 millas de carreteras estatales. Desafortunadamente, el sistema de carreteras de nivel mundial que jugó un papel primordial en el crecimiento demográfico y expansión económica del siglo XX en nuestro estado, está mostrando su edad.

Texas tiene registrados más de 18.700.000 vehículos. Este número se espera aumente significativamente en la próxima década, poniendo mayor presión en caminos y carreteras ya congestionados. El sistema vial del siglo XX, mantenido con los impuestos al combustible, no está a la par del tráfico que tenemos en este siglo XXI.

El Departamento de Vialidad de Texas (siglas en inglés: TxDOT), que depende de las asignaciones estatales para edificación vial, pidió a la Legislatura hallar métodos alternativos para pagar construcciones.

Este año, la Legislatura 78° trató temas viales del estado, aprobando el Proyecto de Ley (HB) 3588 de la Cámara de Representantes. Esta medida modelo de vialidad incluye provisiones para nuevas formas de financiación a la construcción de carreteras, como autoridad para emitir bonos.

La medida HB 3588 también permite a las Autoridades Regionales de Movilidad (siglas en inglés: RMA) autorizadas en el 2001 por la Legislatura 77, aprovechar otras opciones viales, incluyendo trenes, transporte público y autopistas de peaje, como las que han tenido éxito en términos económicos y en aliviar la congestión en Dallas y Houston.

Yo no me opongo a las carreteras que se construyen inicialmente para cobrar peaje, como la carretera estatal 130 ahora en construcción entre Georgetown en el Condado Williamson y el norte del Condado Hays, pero sí me opongo a convertir carreteras existentes en caminos de peaje. Los contribuyentes ya han pagado por esas carreteras y no deberían tener que pagar otra vez para viajar en ellas.

Pienso que los tejanos, de poder elegir, preferirían pagar 10 centavos más en impuestos por galón de gasolina, que convertir una carretera en camino de peaje.

El 30 de octubre, la Comisión de Vialidad de Texas adoptó un conjunto de reglas propuestas relativas a la conversión de carreteras estatales en caminos de peaje. La comisión solicita la opinión pública sobre las propuestas reglas, y yo quiero también conocer el parecer de ustedes. Estas reglas sobre RMAs, conversión a peaje y transferencia, y caminos condales de peaje, pueden examinarse en la página Internet de TxDOT: www.TxDOT.state.tx.us.

Habrá audiencias en el edificio sede de TxDOT: 125 East 11th Street, Austin. La audiencia sobre RMS está programada para el martes 25 de noviembre a las 9 de la mañana. La audiencia pública sobre conversión y transferencia a peaje será a las 2 de la tarde. La audiencia sobre conversión de caminos condales a peaje tendrá lugar el miércoles 26 de noviembre a las 9 de la mañana.

Pueden enviar sus comentarios escritos a: Phillip Russell, TxDOT, 125 East 11th Street, Austin, Texas 78701. Las cartas deben ser recibidas el 15 de diciembre o antes.

Personalmente o por correo, por favor comunique su opinión sobre estas reglas propuestas. El futuro económico de Texas depende de un sistema de carreteras moderno. Usted puede tener influencia en cómo y dónde opera el futuro sistema vial, participando ahora en el proceso de toma de decisiones.

arriba