COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
5 de septiembre, 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Nuevas leyes de tráfico podrían reducir la velocidad y alentar la sobriedad en conductores de Texas

La Legislatura de Texas espera que las nuevas leyes de tráfico tengan tal resultado en reducir la velocidad y aumentar la sobriedad de conductores que logren hacer perder al estado su puesto número uno por muertes relativas a la alta velocidad en tráfico.

El Proyecto de Ley (HB) 3588 de la Cámara de Representantes –Ley de Responsabilidad en Conductores—impone cargos extras a infractores reincidentes. La medida asigna puntos hacia una infracción de tráfico como delito menor Clase C, y multa a los culpables.

Por cada infracción al conducir en Texas u otro estado, el Departamento de Seguridad Pública agregará dos puntos en la licencia de conducir. Si la infracción del conductor involucra un choque, se agregarán tres puntos.

Los puntos permanecen en el historial del conductor por tres años. Cuando el conductor acumula un total de seis o más puntos durante un período de tres años, el conductor pagará un cargo de 100 dólares por los primeros seis puntos, y 25 dólares por cada punto adicional.

La infracción que se finaliza antes del 1° de septiembre, día en que la ley entró en vigor, no será sometida al programa de puntos, el que no reemplaza la suspensión, revocación o cancelación producto de su culpabilidad.

Los conductores ebrios, al igual que aquellos sin seguro o licencia de conducir válida, se enfrentarán a penas aún más serias. La primera infracción por conducir en estado de ebriedad (DWI) tendrá un cargo de 1.000 dólares, la segunda vez 1.500 dólares. Los cargos son acumulativos. El conductor con un primer DWI podría pagar 1.000 dólares y 1.500 por un segundo DWI, pagando un total de 2.500 dólares anuales por tres años. No se agregan puntos en el historial de conducir por estos delitos, porque la multa es automática en la primera infracción, y los cargos se agregan a otros cargos por reincorporación.

Un conductor culpable de conducir sin seguro pagaría un cargo de 250 dólares por tres años. Un conductor sin licencia de conducir válida pagará un cargo de 100 dólares por tres años. Los cargos se agregan a otros cargos de reincorporación, costos judiciales y trabajo administrativo.

Los centros de traumatología y servicios médicos regionales de emergencia, sometidos a una carga impresionante, recibirán el 49,5 por ciento de la suma recaudada por los cargos. El Fondo de Movilidad de Texas para la construcción de carreteras recibirá la otra mitad.

Otras leyes de tráfico también entran en vigor el 1° de septiembre. El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 45 establece como delito con cárcel estatal el conducir ebrio con un pasajero menor de 15 años en el vehículo, mientras que la HB 1326 suspende automáticamente por un año la licencia de conducir de culpables de carreras ilegales en la calle.

La medida HB 1326 también aumenta la pena de conductores que corren en estado de ebriedad, o tienen envases abiertos de alcohol en sus vehículos mientras corren ,o cuando hieren seriamente o matan a una persona.

Otra ley, la HB 292, refuerza una ley existente que permite a agentes policiales tomar muestras de sangre o alcohol en el aliento a conductores involucrados en un accidente, con presencia de alcohol , que mata o causa heridas a otra persona, tanto en automóviles como embarcaciones.

Alta velocidad, DWI y no usar cinturón de seguridad continúan siendo los principales factores contribuyentes a la mayoría de fatalidades de tráfico en Texas. Espero que estas nuevas leyes hagan más que castigar a los tejanos. Espero que les salven la vida.

arriba