COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
28 de agosto, 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Examine cuidadosamente la Propuesta 12

Como la Propuesta 12 permitiría a futuras legislaturas limitar el monto a pagar por daños no económicos en juicios civiles, eliminando así un derecho garantizado hoy por la Constitución de Texas, ésta es la más debatida de las 22 enmiendas constitucionales propuestas en las elecciones del 13 de septiembre.

En mayo, la Legislatura aprobó el Proyecto de Ley (HB) 4 de la Cámara de Representantes, una medida de reforma integral de juicios y compensaciones. La medida limita el pago por daños no económicos ocasionados por negligencia médica --como dolor y sufrimiento--a 250.000 dólares de parte de doctores, 250.000 de hospitales y 250.000 de hogares de ancianos, o no más de 750.000 dólares totales de todas las partes por una demanda individual. Yo voté por ella.

La aprobación de la HB 4 fue un esfuerzo legislativo por resolver el problema del aumento de pólizas de seguros por negligencia médica, que algunos dicen está haciendo que médicos se vayan del estado, debilitando así el acceso de los tejanos a una atención médica asequible.

La medida HB 4 fue firmada por el Gobernador Perry, entrando en vigor el 1° de septiembre.

Aunque yo voté por la HB 4, me opuse a la Resolución Conjunta (HJR) 3 de la Cámara de Representantes –o Propuesta 12—porque negaría a jurados en Texas el derecho a recibir toda la evidencia de un caso para tomar así una decisión justa en base a esas circunstancias, y daría a legislaturas futuras el poder de establecer límites artificiales y arbitrarios en todo caso civil, no solo juicios por negligencia médica o relativos a la salud.

Yo creo que son los jurados de Texas que reciben toda evidencia, en vez de los legisladores que no conocen la evidencia de los casos, los que deberían determinar el pago por daños no económicos. El derecho a una decisión de la corte en tales casos está garantizado hoy por la Carta de Derechos en la Constitución de Texas, y yo no creo que ese derecho deba pasar de sus manos a las de la Legislatura. La Propuesta 12 haría precisamente eso.

Como dice el Houston Chronicle en una columna de opinión del 22 del agosto: “La justicia es mejor dejarla en manos de jueces y jurados, en vez de políticos y lobbyists que ciertos intereses pueden pagar por el favor”.

El Fort Worth-Telegram también urgió a votar en contra de la Propuesta 12, diciendo que la aprobación de la enmienda “ . . . destriparía el concepto de controles y balances entre las ramas del gobierno, y pulverizaría la separación de poderes garantizados por la Constitución de Texas”.

Y el Dallas Morning News dijo en una columna de opinión de agosto que “la Propuesta 12 es un permiso para trampas legislativas. Desafortunadamente, los doctores se han convertido en involuntarios instrumentos de ideólogos e intereses especiales que persiguen una peligrosa reforma a los juicios e indemnizaciones . . . La posición realmente conservadora en esta materia es oponerse a la Propuesta 12”.

Todos estamos familiarizados con las decisiones de cortes de apelaciones que reducen dramáticamente esas indemnizaciones, con procesos judiciales que nunca llegan a juicio, o aquellos en los que jurados le dan a demandantes poca o ninguna indemnización por los daños causados. Esos casos se dan todo el tiempo.

La reforma a los juicios es necesaria, y la medida HB 4 da un mayor balance a nuestro sistema de justicia civil. Pero yo creo que la Propuesta 12 va demasiado lejos, y recomiendo votar en su contra.

Esto concluye mi serie sobre las propuestas enmiendas constitucionales. Hay mayor información en la página Internet www.tlc.state.tx.us (en inglés). Le urjo examinar cada enmienda cuidadosamente y votar luego el 13 de septiembre.

arriba