COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
25 de julio, 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Tejanos ancianos preocupados por nueva ley de recuperación de deuda por Medicaid

Una nueva ley de Texas que permitirá al estado recuperar gastos de Medicaid apropiándose de los bienes de ciertos pacientes del programa después de su muerte está causando preocupación entre muchas personas de edad.

Su preocupación es razonable. La recuperación de deuda por Medicaid es un nuevo concepto para Texas, que no ha implementado la ley federal aprobada en 1993 que permite a los estados recobrar su gasto apropiándose de los bienes de ciertos pacientes de Medicaid fallecidos a los 55 años o más. Los gastos recuperables de Medicaid incluyen costos de servicio en hogares o asilos de ancianos, asistencia en el hogar o comunidad y el costo de medicinas recetadas. Como Texas no estaba cumpliendo con la ley federal, perdimos 2,2 billones de dólares en fondos federales de reembolsos de Medicaid.

Para continuar recibiendo fondos federales que ayuden a financiar los servicios de Medicaid para los tejanos pobres, ancianos y discapacitados, aprobamos el Proyecto de Ley (HB) 2292 de la Cámara de Representantes durante la reciente sesión regular legislativa. Las provisiones de la medida HB 2292 llevan al estado al cumplimiento, asegurando fondos federales para contrarrestar el proyectado costo de 1,8 billones de dólares para la asistencia de aproximadamente 65.000 residentes de hogares de ancianos en el año fiscal 2003, y 1,9 billones de dólares para el año fiscal 2004.

La Comisión de Salud y Servicios Sociales de Texas (HHSC) está hoy examinando las leyes federales y estatales para determinar los requisitos federales y las opciones de Texas para la implementación de esta provisión de la HB 2292. Aunque se están determinando las normas de procedimiento, sabemos que no se apropiarán los bienes de un paciente de Medicaid si éste deja esposa, un hijo menor o uno adulto soltero que vivía con la familia cuando el paciente de Medicaid falleció.

También sabemos que la deuda de Medicaid será ejecutada después de otros reclamos como los de gastos de funeral, préstamos asegurados, embargos hipotecarios, pensiones a los hijos e impuestos.

Es importante señalar que la recuperación de deuda no será implementada hasta que el programa Medicaid de Texas pase por un proceso de debate público que incluya audiencias públicas y otras oportunidades para recabar la opinión de la ciudadanía.

El público será notificado y podrá dar su opinión en una audiencia pública en Austin, o a través de la página Internet de HHSC: www.hhsc.state.tx.us. La página de la Secretaría del Estado también contiene un formato para recabar comentarios sobre las reglas propuestas, en www.sos.state.tx.us/texreg.

La implementación es necesaria si el estado continúa brindando servicios a los necesitados, ancianos y discapacitados de Texas, muchos de los cuales se han comunicado con sus legisladores expresando su oposición a esta ley. La Diputada Ruth Jones McClendon (D-San Antonio) introdujo una medida para revocar la medida, pero el Gobernador Perry no la incluyó en su agenda para consideración de la sesión especial que termina el 29 de julio.

Hasta que examinemos nuevamente el asunto en una sesión especial o hasta que se termine de establecer las reglas de recuperación de bienes por Medicaid Texas, es imposible determinar exactamente cuántos individuos, o de qué manera individuos específicos y sus familias serán afectados por la implementación de la ley federal.

arriba