COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
14 de marzo de 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Medida permitiría a los gobiernos revender propiedades obtenidas por dominio eminente

Los propietarios que han tenido tierras condenadas por el gobierno por propósitos públicos que fueron más tarde abandonados podrían recuperar sus tierras, si la Legislatura de Texas aprueba una medida introducida hoy por el Senador Jeff Wentworth (R-San Antonio).

El Proyecto de Ley Senatorial 1708 permitiría a la persona que era dueña de una propiedad inmediatamente antes de ser adquirida por una subdivisión política por medio de un procedimiento de dominio eminente volver a comprar su propiedad. El precio sería el menor entre el actual valor de mercado o el precio pagado por el gobierno al dueño en el momento de la compra.

“Durante años el estado, ciudades, condados y otras subdivisiones políticas como los servicios públicos de propiedad municipal, han adquirido propiedades por dominio eminente que se intentaba usar con propósitos públicos”, dijo el Senador Wentworth. “A veces esos proyectos por los se condena la tierra son abandonados o nunca se terminan. Cuando esto sucede, al dueño de la tierra se le niega la propiedad y su uso aunque ya no exista propósito público”.

La ley actual en Texas no permite a los gobiernos revender la tierra a su antiguo propietario.

“Como esto es totalmente injusto –y yo lo considero definitivamente anti-tejano—urjo la aprobación del Proyecto de Ley Senatorial 1708, que requeriría al gobierno revender la tierra a su dueño original si el gobierno abandona el propósito público para el que se adquirió la tierra por dominio eminente”, dijo el Senador Wentworth.

La medida entraría en vigor inmediatamente si es aprobada por dos tercios de los miembros del Senado y Cámara de Representantes. Si la SB 1708 no recibe el voto necesario de dos tercios para su aprobación inmediata, tendría efecto a partir del 1° de septiembre de este año.

arriba