COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
28 de febrero de 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Legislatura examina ‘paradas de control de sobriedad’ como sistema para frenar a conductores ebrios

AUSTIN – A pesar de las leyes que prohíben los envases de alcohol en vehículos, suspenden administrativamente las licencias de conducir y disminuyen el nivel legal de alcohol en la sangre a cero para los menores, Texas continúa siendo líder en la nación en muertes por accidentes de tráfico producidos por el consumo de alcohol.

El 48 por ciento ó 1.789 de las 3.724 muertes en accidentes de tráfico que ocurrieron en Texas en el 2001 fueron producidas por el consumo de alcohol. Me preocupa profundamente que el porcentaje es aún peor en cuatro de los cinco condados del Distrito Senatorial 25.

El porcentaje en los condados Bexar, Comal, Guadalupe, Hays y Travis supera el 50 por ciento. Solo el 27 por ciento del condado Kendall es inferior al del promedio estatal.

El alarmante porcentaje de muertes es sólo un aspecto del problema de conducir en estado de ebriedad que continúa plagando nuestro estado. Los accidentes relativos al alcohol también dejan a miles de tejanos con lesiones devastadoras , mientras otros son confinados a prisión al hallárselos culpables del crimen por Conducir en Estado de Ebriedad o DUI (Driving Under the Influence).

Según el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS), 92.592 personas fueron arrestadas por DUI en el 2001. El grupo con el mayor número de arrestos es el de entre 20 y 24 años de edad. Muchos en este grupo tomarán pronto las vacaciones de primavera, como los estudiantes de universidades e institutos del Distrito Senatorial 25. Les urjo a ellos y al resto de los tejanos no manejar cuando toman.

Continuando el intento de parar esta matanza en las carreteras de Texas producida por el conducir ebrio, dos legisladores introdujeron medidas que autorizarían paradas de control de sobriedad, declaradas legales por la Corte Suprema de los Estados Unidos. El Proyecto de Ley Senatorial 44 y el Proyecto de Ley 226 de la Cámara de Representantes permitirían a agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas, departamento de bomberos o departamento de policía establecer estas paradas de control en carreteras o calles para encontrar conductores borrachos.

Tres piezas legislativas, el Proyecto de Ley Senatorial (SB) 46, y el HB 292 y HB 1141de la Cámara de Representantes, tratan sobre exámenes de aliento o sangre en conexión con infracciones DUI. La ley actual ordena un exámen de aliento o sangre si se produce una muerte. El SB 46 y HB 292 ordenarían un examen de aliento o sangre si un individuo que no sea el conductor sufre serias lesiones físicas, mientras el HB 1141 agregaría los técnicos de emergencia médica a la lista de los profesionales que pueden tomar una muestra de sangre.

Otra medida se creó en un esfuerzo por proteger a los niños de los conductores ebrios. El Proyecto de Ley Senatorial 45 consideraría crimen estatal con cárcel si la persona es hallada culpable de conducir intoxicada, cuando lleva un menor de 16 años en el vehículo. La medida HB 745 incrementaría el castigo para otras ofensas por intoxicación.

Espero que estas medidas sean debatidas extensamente en las audiencias de ambos comités, y cuando lleguen a las cámaras para su voto. Aunque la mayor parte de los legisladores coinciden en que se debe tomar una acción sobre el problema de DUI en el estado, no nos ponemos de acuerdo en qué acción tomar.

arriba