COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
17 de enero de 2003
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Legisladores de Texas y Departamento de Salud en guerra contra el tabaco

El Departamento de Salud de Texas (TDH) está apuntando a la causa evitable número uno de muerte y enfermedad: el consumo de tabaco.

Más de 24.000 tejanos al año pierden la vida como resultado del consumo de tabaco, incluyendo 3.000 no fumadores expuestos al humo. El estar expuesto regularmente al humo de otros fumadores causa la misma enfermedad pulmonar que en fumadores activos y aumenta el riesgo de ataques al corazón en un 90 por ciento. Los serios efectos del humo en niños incluyen asma, bronquitis y síntomas respiratorios crónicos.

Para ayudar a los tejanos a reducir los daños económicos y de salud resultantes del consumo de tabaco, como los 4,6 billones de dólares anuales en gastos médicos directos, el Departamento de Salud está promoviendo campañas de prevención y cese. TDH lanzó una campaña contra el cigarrillo a nivel estatal a principios de año, para ayudar a los tejanos a dejar de fumar en el 2003, un propósito de Año Nuevo que se han hecho muchos tejanos.

Aproximadamente el 25 por ciento de hombres adultos fuma en Texas, el número más alto de todos los estados. La campaña “Yes you can” (“Sí se puede”) usa anuncios de servicio público en televisión, propagandas en cartelones y eventos comunitarios para alentar a los hombres adultos que fuman a dejar de hacerlo y encontrar la ayuda necesaria para lograrlo.

El lúgubre récord de Texas en áreas de prevención y control del tabaco en adultos, gastos y aire libre de humo ha llevado a muchas organizaciones de salud, como la Asociación Americana del Pulmón, a promover el aumento de 1 dólar en los impuestos a cigarrillos, con 5 centavos de ese dólar dedicados a programas integrales a nivel estatal de prevención y cese. Se han introducido dos medidas en la Cámara de Representantes que aumentarían los impuestos de cigarrillos.

Las cifras revelan que aproximadamente el 90 por ciento de adultos empiezan a consumir tabaco antes de los 18 años de edad, por eso TDH tiene campañas contra el cigarrillo diseñadas para prevenir que los jóvenes empiecen a fumar. La campaña juvenil “Tobacco is Foul” (“El tabaco es sucio”) se enfoca en niños entre nueve y 12 años, mientras que la campaña “Worth it” (“Vale la pena”) se enfoca en adolescentes. El primer año de la campaña “Tobacco is Foul” llevó a una disminución del 40 por ciento en el uso del tabaco por escolares de escuelas medias.

“Tar Wars” (“Guerra contra el alquitrán”) es una campaña educativa nacional de prevención del tabaco, diseñada por médicos y enfocada en escolares de cuarto y quinto grado. TDH maneja el programa en Texas.

Los elementos del programa incluyen una lección interactiva que examina porqué fuma la gente, la verdad sobre comerciales de tabaco, un concurso de posters que refuerza la importancia de no fumar, y doctores de familia y otros profesionales de la salud que actúan como presentadores en escuelas públicas y privadas. Los presentadores se registran en la página Internet Texas Tar Wars, en www.tdh.state.tx.us/otpc/tarwars.

Durante la Sesión Legislativa 78° que comenzó el 14 de enero, consideraremos otras medidas relativas al tabaco, como el Proyecto de Ley (HB) 342 que aumentaría la edad legal para comprar y consumir tabaco de 18 a 21 años.

Aunque es mejor no empezar nunca, los fumadores que desean dejar de fumar pueden hallar ayuda en el Internet: www.tdh.state.tx.us/otpc/quitline/index.htm. También se puede llamar gratis al 1-877-YES-QUIT / 1-877-937-7848.

Si usted fuma, lo aliento a llamar o visitar la página Internet hoy. Con el apoyo de TDH, tal vez pueda dejar el cigarrillo por un día, y después para siempre.

arriba