COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
16 de octubre de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Declaración del Senador Jeff Wentworth

Hace un par de semanas acepté la invitación del Fiscal del Condado Travis Ken Oden para reunirme con él sobre su investigación de la representación de clientes ante agencias estatales hecha por legisladores que son también abogados.

Como resultado de la conversación privada que tuve con el Sr. Oden, así como de la discusión pública que se ha dada en estos días pasados, quiero que no haya ninguna duda sobre dónde pongo mi lealtad ni las razones por las que sirvo en el Senado de Texas.

Soy parte del Senado de Texas por un solo motivo: el de servir al interés público, y soy leal a un solo jefe: la gente del Distrito Senatorial 25.

Por lo tanto, con efecto inmediato: nunca más representaré a un cliente ante una agencia estatal como abogado privado.

Además, trabajaré en la Legislatura el año entrante para clarificar la ley, para que tanto el fiscal del condado como los legisladores estatales razonablemente interpreten la ley de la misma manera.

Esta acción es consistente con mi largo récord de trabajo en Austin por un gobierno abierto.

La ley que gobierna la práctica de abogados privados que son a la vez miembros de la Legislatura de Texas fue promulgada en 1991 cuando yo era miembro de la Cámara de Representantes. Yo voté a favor de esta ley y luego, como miembro del Senado de Texas, por enmiendas que la reforzaron en 1997.

Como abogado certificado para ejercer en Texas desde 1971, he representado a clientes ante agencias estatales antes de ser electo a la Legislatura de Texas en 1988.

La gente de Texas ha demostrado querer ser representada en la Legislatura de Texas por legisladores con bajos salarios y a tiempo parcial, votando repetidamente contra enmiendas constitucionales que aumentarían los 600 dólares mensuales que reciben en pago los legisladores.

En consecuencia, los legisladores, casi sin excepción, simplemente han seguido ganándose la vida de la misma manera en que lo hacían antes de ser electos. En mi caso, representando a clientes como abogado.

Durante el tiempo en que he estado en la Legislatura, no creo haber violado ninguno de los estatutos de ética que ayudé a crear, y continuaré cooperando enteramente con el presente análisis del Fiscal del Condado Travis Ken Oden sobre esos estatutos y su interpretación.

Top