COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
11 de octubre de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Fuerte campaña contra el conducir en estado de ebriedad muestra sobreviviente de terrible accidente causado por conductor alcoholizado

“No tome si va a manejar” son palabras familiares, pero desafortunadamente ignoradas muchas veces, con consecuencias trágicas.

A pesar de años de campañas contra el conducir alcoholizado, Texas continúa primera en la nación en fatalidades de tráfico relativas al alcohol. En un esfuerzo por parar la carnicería que costó 1.800 vidas en el 2000 y resultó en 25.000 heridos, el Departamento de Transportación de Texas (TxDOT) ha lanzado una nueva y audaz campaña para reducir el manejar alcoholizado.

La fuerte campaña multimedia está dirigida a adolescentes y adultos jóvenes, especialmente los hombres entre 16 y 34 años de edad, el grupo con mayor posibilidad de ser parte de accidentes causados por el consumo de alcohol o ser arrestado por manejar en estado de ebriedad.

Con la temporada de fútbol en progreso, muchos jóvenes tejanos conducirán sus vehículos a los partidos en escuelas secundarias y universidades. Algunos de ellos tomarán mientras conducen y terminarán en tragedia.

El alcohol estuvo presente en el 48 por ciento de los choques fatales en el año 2000, costando la vida de 297 conductores entre los 15 y 20 años de edad, a pesar de una ley de tolerancia cero que impone una variedad de penalidades a menores en posesión de alcohol.

La campaña contra el manejar intoxicado de TxDOT muestra a una joven de Austin de 23 años, Jacqueline Saburido, que resultó quemada y desfigurada en un terrible accidente causado por un conductor ebrio hace tres años en Austin. Sus dos amigos murieron.

Saburido es una mujer de coraje y convicciones. Después del juicio al joven responsable del choque que provocó sus heridas, Jacqueline dijo: “Aunque tenga que sentarme frente a las cámaras sin orejas, sin nariz, sin cejas, sin pelo, lo haría mil veces si ayudo a alguien a tomar la decisión acertada”.

Como los funcionarios de TxDOT desean responder a la preocupación de los padres sobre el exponer a sus hijos a lo que puede considerarse una imagen perturbadora, TxDOT ha pedido a las estaciones de televisión no transmitir el anuncio de servicio público durante los programas infantiles y familiares.

TxDOT escogió usar este sistema después de que estudios extensivos de grupos focos indican que la gente joven con mayor posibilidad de participar en accidentes relativos al alcohol o multados por manejar en estado de ebriedad no responde a mensajes suavizados.

A través de los años, la Legislatura de Texas ha aprobado nuevas leyes y endurecido las existentes, en un esfuerzo por limitar los accidentes relativos al alcohol que plagan nuestro estado. En el 2001, por ejemplo, la Legislatura 77° aprobó una medida que convierte en delito Clase C el tener envases abiertos de alcohol en la parte delantera de un vehículo.

Durante los nueve meses desde que la ley entró en vigor, el Departamento de Seguridad Pública (DPS) extendió 9.079 tickets por posesión de envases abiertos. En el mismo período en el 2001, DPS emitió 980 tickets. Esta nueva ley está probando ser un instrumento valioso en la prevención del beber cuando se conduce un vehículo.

Como senador estatal de Texas y padre de dos jóvenes, espero que la nueva campaña de TxDOT sea también efectiva en salvar vidas y prevenir heridas físicas causadas por conducir en estado de ebriedad.

Top