COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
6 de septiembre de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Tejanos en comunicación con legisladores sobre aumentos de impuestos a la propiedad

A juzgar por el número de cartas, llamadas telefónicas y mensajes electrónicos que he recibido, muchos tejanos se identifican con la observación del autor William Feather: “La recompensa por la energía, iniciativa y ahorro, son los impuestos”.

Texas no tiene un impuesto estatal al ingreso personal, por eso la educación pública se financia con una combinación de impuestos locales a la propiedad y financiamiento estatal. Los condados, ciudades, institutos de educación, distritos de hospitales y secretarías de ríos también recaudan impuestos a la propiedad, pero cuando los tejanos piden recortes de impuestos generalmente se refieren a los impuestos de distritos escolares locales.

Según la contraloría del estado, en el 2000 los impuestos locales a la propiedad generaron 22,5 billones de dólares, 15 millones de los cuales provinieron de impuestos de distritos escolares.

El sistema de impuestos a la propiedad tiene tres partes principales. Un distrito de tasación en cada condado establece el valor de su propiedad todos los años. Por ley, las propiedades se tasan por lo menos cada tres años para reflejar el valor actual de mercado en el área. La tasación es el valor actual de mercado de la propiedad. El valor de mercado es lo que un comprador pagaría a un vendedor en una transacción típica, ni más ni menos.

Por ley, el aumento en el valor de tasación de una residencia está limitado al 10 por ciento anual. El 10 por ciento es acumulativo, o sea el 10 por ciento multiplicado por el número de años desde el último en que la propiedad fue tasada.

La segunda parte del sistema de impuestos a la propiedad es la junta revisora de tasaciones, que resuelve toda desavenencia entre usted y el distrito de tasación sobre el valor de su propiedad.

Finalmente, la junta escolar de su distrito determina el presupuesto del distrito escolar, y adopta luego un índice impositivo que producirá suficientes ingresos para financiar dicho presupuesto.

Durante el próspero período económico en Texas, el valor de las propiedades aumentó significativamente. Los propietarios que compraron una casa de 50.000 dólares hace 20 años, vieron su propiedad tasada ahora en 150.000 dólares. Si sus ingresos también aumentaron en proporción, ellos pudieron pagar sus impuestos.

Con la economía del estado, como la del resto de la nación, en decaimiento, a muchos tejanos se les hace difícil pagar sus impuestos a la propiedad, y están pidiendo a sus legisladores un recorte impositivo.

Durante este período entre sesiones legislativas, el Comité Selecto Conjunto de Financiación Escolar Pública ha estado investigando métodos distintos a los impuestos a la propiedad para financiar la educación pública. El comité informará de sus hallazgos a la Legislatura cuando ésta se reúna en enero del 2003, y es de esperar que la reforma impositiva sea una prioridad el próximo año.

Otros comités legislativos también están revisando los impuestos estatales. El Subcomité Senatorial del Sistema Impositivo está evaluando la autoridad impositiva de gobiernos locales y examinando el impuesto a licencias, exenciones impositivas y descuentos impositivos.

Aunque los tejanos entienden que no existe el sistema impositivo perfecto, quieren estar seguros que la carga impositiva es distribuida equitativamente.

Top