COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
26 de julio de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Hipotecas reversas podrían agregar oro a los “años dorados”

Algunos tejanos de la tercer edad que han sufrido una disminución en sus fondos jubilatorios como resultado de la baja en el mercado de valores están suplementando sus ingresos de jubilación con hipotecas reversas, una opción financiera disponible en Texas desde el año pasado.

Aunque Texas fue el último estado en aprobar las hipotecas reversas, más de 1.000 individuos ya han recibido préstamos libres de impuestos que les permiten convertir parte del activo de sus viviendas en dinero en efectivo mientras continúan como propietarios. El préstamo de hipoteca reversa puede recibirse en un pago total, en pagos mensuales por determinado período de tiempo, o por el tiempo que el prestatario viva en la propiedad.

Califican aquellos propietarios de 62 años o más. La cifra del préstamo está basada en la edad del prestatario, la parte de la propiedad que ya está paga y la tasa de interés del prestamista. El prestatario, que retiene el título de la vivienda, sigue siendo responsable de pagar impuestos, reparaciones y mantenimiento.

No se le paga al prestamista hasta que el propietario muera, venda su casa o no viva en ella por 12 meses consecutivos. Los prestatarios no pueden ser sacados de sus casas independientemente del tiempo que vivan, siempre y cuando paguen los impuestos de su propiedad y pólizas de seguros.

Las hipotecas reversas no son beneficiosas para todos. Aunque los propietarios pueden calificar para recibirlas a los 62 años, la mayoría de los expertos recomiendan esperar hasta los 67 años o más. Los mejores resultados ocurren generalmente cuando los prestatarios tienen 66 años o más y son dueños de una vivienda tasada en más de 66.000 dólares que está a la vez paga en un 90 a 100 por ciento. El proceso de solicitud lleva de 90 a 120 días.

No hay requisito de deuda con respecto a ingresos, pero se chequea sin existen impuestos no pagados. El costo de consumación del préstamo puede ser agregado a la financiación de la hipoteca inversa o pagado al cierre.

Potenciales prestatarios deben asistir a una clase asesora antes de recibir la hipoteca reversa para que la persona y su familia estén debidamente informados sobre el préstamo. Los tejanos de la tercer edad que no planean vivir en sus viviendas o quieren que sus hijos hereden sus viviendas pueden considerar otro tipo de préstamos.

Aunque el ingreso por hipoteca reversa no es gravable ni tiene efecto en los beneficios de Seguridad Social ni Medicare, el cobro de la hipoteca reversa podría afectar los beneficios del Ingreso Suplementario de Seguridad Social y de Medicaid. Se recomienda consultar a un asesor de beneficios de Seguridad Social o de una Agencia de Ancianidad del Area (AAA). El teléfono sin cargo de la AAA del Condado Bexar es el 1-800-960-5201. La AAA Capital se accede en el teléfono sin cargo 1-888-622-9111.

El teléfono sin cargo de la AAA Texas Central es el 1-800-447-7169, y el de la AAA de Concho Valley es el 1-800-728-2592. La compañía Fannie Mae también tiene un número sin cargo –el 1-800-732-6643, extensión 1480.

Los ingresos de la hipoteca reversa pueden ser usados como lo quiera el prestatario, incluyendo la reparación de propiedades dañadas por inundaciones. Existe información sobre hipotecas reversas en varias páginas de Internet, una de las cuales es www.texasreversemortgage.com.

Actualmente, Texas tiene más de 2.200.000 personas de 65 años o más. Para el 2020, este número aumentará a 3.600.000. Al envejecer la población, las hipotecas reversas son una manera de que los tejanos ancianos “ricos en propiedad pero pobres de efectivo” agreguen un poco de oro a sus años dorados.

Top