COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
15 de marzo de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

La contribución de la mujer es celebrada en el Mes Histórico de la Mujer

El tema del Mes Histórico de la Mujer este año --“Las mujeres sustentan el espíritu americano”-- describe adecuadamente el carácter y contribución de generaciones de mujeres tejanas.

Desde amas de casa a astronautas, las mujeres tejanas tienen una historia de logros destacadísimos, incluyendo muchos en la arena política. Demostrando el espíritu pionero que les ayudó a colonizar la frontera de Texas, las mujeres ganaron el derecho al voto en las elecciones primarias estatales de 1918, dos años antes de que la Enmienda 19 de la Constitución Nacional les garantizara el sufragio universal.

El ganar el derecho al voto no les garantizó automáticamente la entrada a los círculos internos de la política en Texas. Principalmente por su dificultad en recaudar dinero para campañas políticas, las mujeres no emergieron como grandes competidoras por bancas en la Legislatura de Texas hasta finales del siglo XX.

Pero las mujeres no dejaron que la falta de fondos y un sistema político acaparado por los hombres les impidiera luchar por temas que beneficiarían la vida de los tejanos. Durante los inicios del siglo XX, las mujeres organizaron el Consejo Legislativo Conjunto. El que se dio en llamar Petticoat Lobby obtuvo apoyo para leyes más restrictivas del trabajo de menores, derechos de propiedad para mujeres casadas, financiación de emergencia para escuelas, y el establecimiento de bibliotecas, hospitales, kinders, museos y parques.

Durante una década de activismo político, las mujeres ganaron experiencia en la organización de campañas. Transfirieron esa experiencia de causas a candidatos, y para 1933 ya habían electo seis mujeres a la Legislatura.

Aunque más y más mujeres son electas a la Legislatura de Texas, su membresía permanece mayoritariamente masculina. Las mujeres son el 52 por ciento de la población de Texas, pero sólo 32 mujeres sirven en la Legislatura de Texas, integrada por 181 miembros.

Las Senadoras Jane Nelson, Florence Shapiro, Leticia Van de Putte y Judith Zaffirini son las únicas mujeres en un Senado de Texas de 31 miembros. Veintiocho mujeres sirven en la Cámara de Representantes, que cuenta con 150 miembros.

Diez mujeres ocupan actualmente cargos estatales producto de elecciones. Kay Bailey Hutchison, la única mujer de Texas electa al Senado Nacional; la Contralora de Cuentas Públicas Carole Keeton Rylander; la Secretaria de Agricultura Susan Combs, las Juezas Priscilla R. Owen, Deborah G. Hankinson y Harriet O’Neill de la Corte Suprema de Texas; y las Juezas Sharon Keller, Sue Holland, Cheryl Johnson y Barbara Hervey de la Corte de Apelaciones Criminales de Texas.

Arduas trabajadoras, estas mujeres son servidoras públicas dedicadas que ofrecen una perspectiva fresca a la labor pública. Como el Petticoat Lobby de inicios de los 1900s, las mujeres legisladoras son a menudo campeonas en temas de familia. Como las mujeres son las tradicionales guardianas de la salud familiar, son fuertes defensoras de programas de vacunación infantil y seguros médicos para niños.

Así como las mujeres trabajaron junto a los hombres en los comienzos de Texas estableciendo hogares y comunidades, los legisladores hombres están trabajando con las mujeres en el Senado y la Cámara de Representantes para aprobar leyes que beneficien a todos los tejanos. La calidad de vida es una preocupación compartida por ambos géneros.

Top