COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
1° de marzo de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Miles de niños esperan ser adoptados por una “familia para siempre”

Más de 3.000 niños tejanos desean ser miembros de una “familia para siempre”.

Hace algunos años, una orgullosa y valiente mujer adoptó un niño con necesidades especiales. Escribiendo sobre su experiencia, ella usó la frase “una familia para siempre”.

Usted puede leer su historia familiar en la página Internet www.tdprs.state.tx.us del Departamento de Servicios de Protección y Regulación (Department of Protective and Regulatory Services o PRS). El sitio en la red contiene además fotos e información sobre niños bajo cuidado estatal que esperan ser adoptados. También puede obtenerse información sobre adopciones en el teléfono sin cargo 1-800-233-3405 de Intercambio de Recursos de Adopción de Texas (Texas Adoption Resources Exchange).

Muchos de los niños en adopción tienen necesidades especiales. Algunos son infantes, pero la mayoría son niños mayores que viven en hogares adoptivos provisorios por dos años o más, deseando ser adoptados. La mayoría sólo dejarán el sistema por edad, viviendo en hogares provisorios o grupales hasta su mayoría de edad legal –los 18 años.

Algunos niños tienen necesidades emocionales especiales u otras incapacidades difíciles de cuidar en un entorno familiar. Estos niños deben ser situados en hogares grupales, centros residenciales de tratamiento u otros establecimientos. Actualmente, más de 13.000 niños viven en hogares provisorios.

Cuando se aparta a un niño de una situación de maltrato o abuso y se lo coloca bajo la custodia del estado, un equipo especial de PRS desarrolla un plan sobre el caso, tratando todos los factores de abuso y descuido. La meta del equipo es proveer al niño de seguridad y aumentar las posibilidad de que crezca en un ambiente estable y positivo.

Cuando es imposible rectificar la situación en el hogar, se pone fin a los derechos de los padres y los niños son puestos en adopción. El número de niños adoptados ha aumentado significativamente desde que la Legislatura de Texas simplificó el proceso en 1997.

Entre 1995 y 1997, se adoptaron anualmente un promedio de 880 niños. Esa cifra aumentó a 1.548 en 1998 y a 2.063 en el año fiscal 2000.

La simplificación del proceso de adopción aumentó las posibilidades de adopciones exitosas, ya que se aparta a los niños antes de hogares que ya no son seguros. El dejar a los niños en hogares donde sufren abuso o descuido resulta muchas veces en cicatrices emocionales de por vida.

Trágicamente, el número de niños maltratados continúa creciendo, aumentando la carga de casos para investigadores del PRS. En el 2001, por ejemplo, los trabajadores sociales de PRS investigaron 111.970 casos de denuncias de abuso y negligencia.

De esas investigaciones, 28.224 fueron casos confirmados. Para reportar un caso de abuso o negligencia, llame al número gratuito de PRS: 1-800-252-5400.

En un mundo ideal, todos los niños nacerían con padres que les brinden amor. Desafortunadamente, este no es un mundo ideal. Miles de niños esperan ser ubicados en una familia para siempre, pero desafortunadamente existen más niños que familias que quieran adoptar.

Aún la gente que no puede adoptar todavía puede hacer el mundo de un niño un poco más cercano a lo ideal, trabajando con iglesias o grupos comunitarios que sirven como auspiciantes de niños en custodia estatal. Trabajando juntos, podremos al menos ser una extendida familia para siempre.

Top