COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
1° de febrero de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Pequeño organismo crea grave problema a aseguradoras y propietarios

Un organismo microscópico está produciendo un efecto gigantesco en los precios de seguros de propiedad en Texas, los que subieron considerablemente debido al aumento de reclamos por daños causados por moho.

Viviendas, negocios y escuelas, como la Escuela Primaria Dripping Springs, han sido afectadas duramente por la plaga de moho. Aunque el estar expuesto al moho podría tener mínima o no evidente consecuencia, cuando es inhalado en grandes cantidades las esporas de moho pueden producir problemas de salud de moderados a severos.

El aumento en infecciones de moho podría ser una combinación de varios factores, incluyendo las propiedades de los materiales de construcción, el clima y la presencia involuntaria de agua. Cualesquiera sean las causas, los reclamos por moho han creado una crisis para compañías aseguradoras y consumidores, que está siendo estudiada por el Comité de Seguros de la Cámara de Representantes de Texas.

Según el Departamento de Seguros de Texas (TDI), las pérdidas totales en reclamos por daños de moho aumentaron de 9 millones de dólares en los primeros tres meses del año 2000 a casi 80 millones de dólares en los primeros tres meses del 2001. El aumento de reclamos de un 769 por ciento produjo un aumento significativo en el precio de los seguros, más del 300 por ciento en algunos.

Tratando de hallar una solución al problema, el Secretario de Seguros de Texas José Montemayor celebró audiencias públicas, recibió informes escritos y se reunió con especialistas en construcción, aire acondicionados y remedios para el moho. Luego ordenó a aseguradoras ofrecer una forma básica de cobertura por moho en pólizas integrales de propiedad, pero eliminó la cobertura de procedimientos más caros, los que podrán cubrirse si los consumidores adquieren cobertura adicional.

Antes de emitirse la decisión, las mayores aseguradoras de viviendas se negaron a seguir extendiendo la forma extensiva HO-B de todo riesgo. Otras compañías han restringido la emisión de pólizas, y otras están ofreciendo formas HO-A más limitadas.

En un esfuerzo por prevenir el problema denominado “stacking” (acumulación), la orden prohíbe los reclamos múltiples por moho dentro de la póliza de un año, permitiendo a clientes presentar un reclamo anual por cobertura de moho. Debido a que ambos, representantes de la industria de seguros y consumidores, criticaron la orden, es probablemente la mejor solución temporal a un difícil problema.

El secretario también nombró una fuerza de tarea que recomiende procedimientos para tratar los reclamos. La fuerza de tarea ha producido críticas de parte de consumidores que claman favorece a la industria de seguros.

Muchos tejanos tal vez no sepan que la autoridad del secretario de seguros en cuanto a los precios de seguros de propiedad es muy limitada. El noventa y cinco por ciento de estos seguros son emitidos por aseguradoras no sujetas a regulación de precios.

Para librarse de la regulación de precios, las compañías de seguros están transfiriendo sus pólizas de propiedad a estas compañías --como Lloyds o cambios recíprocos, creadas originalmente para ofrecer pólizas estándar de propiedad a clientes de alto riesgo.

El Comité Senatorial de Negocios y Comercio está estudiando la regulación de precios y la práctica de aseguradoras de usar compañías no reguladas para aumentar sus primas. El secretario debe hallar un balance entre el interés de los consumidores y la razón de ser de las compañías aseguradoras, para asegurar que éstas no abandonen el estado y dejen a los consumidores sin cobertura.

Mientras los legisladores y TDI continuamos tratando de encontrar una solución al problema, los consumidores deberían leer cuidadosamente sus avisos de renovación y elegir la mejor cobertura al menor costo posible, accediendo a las guías de precios en la página Internet de TDI: www.tdi.state.tx.us/consumer/index.html#rates. También pueden obtenerse guías gratuitas de tarifas llamando sin cargo al 1-800-599-SHOP (7467).

Top