COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
25 de enero de 2002
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Considere la “Ley del limón” de Texas si la transacción comercial de un vehículo sale agria

El adagio “cuando la vida te dé limones, haz limonada” no ayuda mucho si el limón es el automóvil o camioneta nueva que usted acaba de comprar o alquilar.

Las compañías de automotores venden anualmente miles de automóviles a satisfechos clientes. En ocasiones, cuando hay problemas, la mayoría de los vendedores de autos y camionetas en Texas trabajan con sus clientes para arreglar las cosas.

Desafortunadamente, a veces pasa que un nuevo propietario de automóvil o camioneta no queda satisfecho con una compañía vendedora. Cuando esto sucede, la Ley del limón en Texas puede ayudar a consumidores a comprar otro vehículo, cambiarlo o repararlo.

El Departamento de Transportación de Texas (TxDOT) administra la Ley del Limón para ayudar a consumidores que compran o rentan nuevos vehículos de compañías vendedoras o de alquiler en Texas y tienen constantes problemas en lograr una reparación adecuada de sus vehículos. Según el TxDOT, los consumidores que compraron o alquilaron vehículos nuevos pero defectuosos recibieron en el año 2000 más de 7.400.000 dólares en asistencia, a través de la Ley del limón.

El hacer uso de la Ley del limón puede ser menos complicado y más barato que entablar una demanda judicial.

Los automóviles, camionetas, combis, motocicletas, vehículos todo terreno y vehículos de recreación nuevos que pueden ser remolcados están cubiertos por la Ley del limón si presentan problemas cubiertos en la garantía escrita del fabricante. Los vehículos de demostración son considerados vehículos nuevos. Los compradores de vehículos usados también podrían recibir ayuda bajo la Ley del Limón, limitada a reparaciones siempre y cuando el vehículo esté cubierto por la garantía original del fabricante.

Los vehículos deben cumplir ciertos criterios para que los clientes insatisfechos puedan recibir ayuda financiera bajo la Ley del limón. Las quejas deben ser presentadas dentro de los seis meses posteriores al primer vencimiento del término de la garantía, 24 meses después de la compra ó 24.000 millas después de la fecha de entrega.

Pueden obtenerse formularios de quejas y folletos informativos sobre la “Ley del limón” llamando sin cargo al 1-800-662-8682; o escribiendo a TxDOT Motor Vehicle Board, P.O. Box 2293, Austin, Tx 78768-2293; o yendo a la página Internet de TxDOT: www.dot.state.tx.us; o enviando un mensaje electrónico a lemonlaw@dot.state.tx.us.

Además de las leyes para ayudar a propietarios de vehículos insatisfechos, Texas también cuenta con leyes que protegen a consumidores que no reciben lo prometido o esperado en su compra. Si un vendedor, gerente, representante de servicio al consumidor o miembro del personal de la sede de la compañía no resuelve su problema, usted puede reportarlo a la Oficina del Procurador General (OAG).

Se puede obtener información sobre todos los servicios disponibles de protección al consumidor llamando sin cargo al 1-800-621-0508; o yendo a la página Internet de OAG: www.oag.state.tx.us. Esta página provee información sobre el Acta de Prácticas Comerciales Engañosas, folletos de protección al consumidor y enlaces a sitios relativos a consumidores.

La satisfacción del cliente es un precepto básico para la mayoría de los comerciantes, pero cuando las compañías no proveen esa satisfacción, el estado debe intervenir y ayudar a los tejanos en sus quejas.

Top