COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
26 de octubre de 2001
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

La violencia familiar aflige a víctimas, familiares, amigos y agentes de la ley

Aunque el año pasado se reportaron más de 175.000 incidentes de violencia familiar en Texas, este tipo de violencia sigue siendo uno de los crímenes menos reportados en el estado.

Para ayudar a incrementar la atención pública sobre un crimen que el año pasado produjo más de 189.000 víctimas, el mes de octubre ha sido declarado Mes de la Atención a la Violencia Doméstica. El Consejo sobre Violencia Familiar de Texas está al frente de la campaña para informar a los tejanos sobre las perdurables consecuencias de un crimen que no diferencia raza o género, ni distingue límites geográficos ni de nivel educativo. La mayoría de las víctimas, empero, son mujeres y niños. La violencia a manos de un actual o ex esposo, novio o novia es aproximadamente el 21 por ciento del crimen experimentado por mujeres, y sólo el dos por ciento del experimentado por hombres.

Cada año, 60.000 mujeres y sus hijos buscan refugio y consejería de proveedores de servicios contra la violencia familiar. Para ayudar a mujeres a hacer la transición hacia una vida sin violencia, la Legislatura 77° aumentó este año los fondos del Programa de Violencia Familiar del Departamento de Servicios Sociales en 5.200.000 dólares, en una asignación total bianual de 40.440.000 dólares. El aumento proveerá servicios a 15.000 mujeres maltratadas adicionales y sus hijos, aunque esto significa que hay fondos adecuados para servir a sólo el seis por ciento de aquellas que necesitan ayuda.

También aumentamos los fondos al Proyecto de Intervención y Prevención del Maltrato, llegando a una asignación total de 2.500.000 dólares. Empero, esto cubre sólo un ínfimo número de aquellos en necesidad de servicios.

La Legislatura no simplemente “tiró dinero” al problema. Las leyes sobre violencia familiar, por ejemplo, fueron enmendadas para expandir la definición de violencia familiar e incluir la “violencia en citas”. Las víctimas de este tipo de violencia son ahora elegibles para las mismas órdenes de protección, incluyendo protección de emergencia, que las víctimas de violencia familiar.

De haber existido esta ley en el año 2000, una mujer de Texas podría haber obtenido la ayuda que necesitaba después de salir con un hombre por seis semanas. Después de perseguirla y acosarla, la mató a ella y un amigo, frente a un complejo de apartamentos. La violencia doméstica afecta muchas veces a víctimas que no son el blanco principal del atacante.

Los asaltos a agentes de la ley son un problema serio. El año pasado, 615 oficiales fueron atacados en Texas cuando investigaban incidentes de violencia familiar. Para proteger a nuestros oficiales y a aquellos en relaciones violentas, una nueva ley prohíbe a todo aquel convicto de un asalto familiar a poseer un arma de fuego, por cinco años después de la convicción.

El efecto en los niños que viven en hogares violentos es devastador. Los niños testigos de abuso del padre hacia la madre sufren el mayor factor de riesgo en la transmisión de comportamiento violento de una generación a la próxima. Para proteger a los niños, enmendamos las leyes existentes, tratando de asegurar que la persona violenta no visite a un niño sin supervisión.

También aprobamos una ley que hace de la información sobre violencia familiar y asalto sexual una excepción en el Acta de Información Pública, protegiendo a víctimas y trabajadores de refugios para mujeres golpeadas de los atacantes violentos.

Para información sobre refugios, servicios, apoyo, intervención y estadísticas de violencia familiar, llame sin cargo al 1-800-799 SAFE (799-7233) ó (con cargo) al (512) 794-1133.

Top