COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
31 de agosto de 2001
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Nuevas leyes limitan acceso público a la información privada

A muchos tejanos les preocupa que los avances tecnológicos en la obtención, archivo y uso de datos los están dejando con muy poco control en cuanto a quién puede acceder a su información privada.

Debido a que el gobierno federal está actualmente tratando muchos temas relativos a la confidencialidad, la Legislatura de Texas pospuso todo cambio importante de nuestras leyes de privacidad, pero esto no significa que la información privada se convierta automáticamente en información pública.

Existen más de 700 estatutos relativos al uso de la información del consumidor en Texas. Si se necesitan más estatutos o se deben clarificar los existentes son temas que serán estudiados por una fuerza de tarea durante el período entre sesiones legislativas.

La Legislatura aprobó el Proyecto de Ley 1922 de la Cámara de Representantes estableciendo la fuerza de tarea y ordenándole conducir una revisión integral de los temas de confidencialidad. La fuerza de tarea hará recomendaciones a la próxima Legislatura, cuando ésta se reúna en enero del 2003.

La medida tiene un impacto inmediato en temas de confidencialidad, disponiendo que las agencias estatales que colectan información comuniquen a las personas que éstas tienen derecho a recibir la información que se tiene de ellas para corregir cualquier error existente, sin cargo alguno.

Una de las mayores preocupaciones de los tejanos en cuanto a la confidencialidad es la protección de los legajos médicos, particularmente protección de compañías farmacéuticas que usan la información contenida en los legajos para comercializar sus productos. El Proyecto de Ley Senatorial (SB)11 prohíbe la difusión de información de pacientes con propósitos de comercialización sin el consentimiento del paciente.

La medida también da a pacientes el derecho a acceder y enmendar toda información médica incorrecta, y les otorga derecho a hacer juicio para impedir que la información sea compartida sin su permiso.

Aparte de información médica, a los tejanos les preocupa la colección estatal de números de tarjetas de crédito y débito para transacciones tales como renovación de licencias de conducir. La adquisición de estos números crea la posibilidad de fraudes, a menos que su difusión sea prevenida.

Aunque los números de tarjetas de crédito de individuos no pueden difundirse bajo el Acta de Información Pública, la ley estatal no es clara en cuanto a la difusión de números de tarjetas de crédito de organizaciones. Para aclarar esta provisión es que introduje, y la Legislatura aprobó, el SB 694. Esta medida convierte en confidencial todo número de tarjeta de crédito o débito que figure en la información del gobierno. El SB 694 también hace confidenciales ciertas direcciones de correo electrónico.

Estas medidas ayudarán a asegurar que los tejanos tengan el conocimiento necesario para proteger la información personal obtenida sobre ellos por el gobierno estatal. Aunque el restringir el acceso a la información personal obtenida en data del gobierno es un tema que apoya la mayoría de los tejanos, debemos estar al tanto de los problemas que pueden resultar del cierre total de esa información.

La información de la data del gobierno nos permite averiguar quién es el propietario de una casa, cómo localizar un vehículo robado, descubrir la historia marital de un posible esposo y averiguar sobre licencias profesionales y laborales. En nuestra urgencia por proteger nuestra privacidad, debemos asegurarnos que no protegeremos a aquellos que invaden nuestra confidencialidad y nuestras vidas para refugiarse luego en las mismas leyes que desacatan.

Top