COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
19 de julio de 2001
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Lista de “No llamen” ayudará a tejanos a desconectar a vendedores telefónicos

Aunque la mayoría de las llamadas no requeridas de vendedores telefónicos (telemarketers) son simplemente una molesta invasión a la privacidad, algunas pueden tener consecuencias más serias. Vendedores telefónicos inescrupulosos estafan anualmente en estimadamente 40.000 millones de dólares (ó $40 billones EUA) a los consumidores, muchos de los cuales son ancianos.

Debido a que el 78 por ciento del fraude de vendedores telefónicos se enfoca en personas de 55 años para arriba, la Asociación Americana de Jubilados (American Asociación de Retired Persons) y la Legislatura Platinada (Silver-haired Legislature) hicieron de la medida del “No llamen” una prioridad legislativa. Miles de residentes del Distrito Senatorial 25 indicaron también su deseo de que la Legislatura de Texas bloquee a los vendedores telefónicos.

Durante la reciente sesión legislativa, aprobamos el Acta de Información y Privacidad para Vendedores Telefónicos de Texas, que establece una lista de “No llamen” en el estado. El acta, que entra en vigencia el 1° de enero del 2001, prohíbe también a los televendedores el ocultar sus números o interferir con caller ID (la indicación de quién llama).

La Comisión de Servicios Públicos (Public Utility Comisión o PUC) está adoptando los lineamientos de la lista del “No llamen”. Estos incluirán el establecimiento de un número de teléfono gratuito, dirección y sitio Internet a donde los consumidores pueden dirigirse para información sobre la lista y dónde enviar el costo de tres dólares.

La lista tendrá validez por tres años y podría renovarse por otros tres dólares. Los vendedores telefónicos no podrán llamar a las personas en la lista, comenzando 60 días después de que sean publicados sus números.

Todos aquellos que hagan llamadas telefónicas de comercialización en Texas deben obtener una copia de la lista de “No llamen” y cumplir el pedido de los consumidores que no desean recibir estas llamadas. Los infractores podrían ser multados con hasta 1.000 dólares por infracción, y sus licencias podrían ser suspendidas o revocadas si continúan con las infracciones.

Infracciones consecutivas podrían ser causa de una acción civil si el consumidor notifica la infracción a la agencia apropiada, y esta agencia se niega a actuar. Las cortes podrían obligar al pago de daños por hasta 500 dólares por infracción.

Las provisiones del Proyecto de Ley 472 de la Cámara de Representantes, creador del acta de privacidad, también disponen que las transmisiones de fax cumplan con normas federales, las que incluyen un página inicial estableciendo el nombre, dirección y número telefónico sin cargo del remitente. El teléfono debe ser contestado durante horas de comercio por una persona capaz de responder preguntas o por una máquina automática capaz de borrar un número telefónico específico.

Si así se lo pide, los números de consumidores deben ser borrados de la lista de fax, dentro de las 24 horas. Los consumidores podrían levantar juicio por la pérdida monetaria específica ó 500 dólares por cada violación.

HB 472 protege tanto a las compañías legítimas como a los consumidores que han sido molestados y defraudados por vendedores inescrupulosos. La medida crea excepciones para llamadas sobre garantías, cobro de deudas, respuestas a solicitaciones o avisos, o en conexión con una relación comercial.

Hasta que la medida entre en vigor, los tejanos que así lo deseen deben pedir a los vendedores telefónicos que no vuelvan a llamar. HB 472 pone la responsabilidad de dejar de llamar en los vendedores telefónicos.

Aún después de que la medida entre en vigor, los consumidores deberán ejercitar una considerable dosis de escepticismo cuando suena el teléfono y alguien al otro lado pide una contribución benéfica. Si usted tiene alguna duda sobre la legitimidad del que llama, pregunte por el nombre, dirección y número de teléfono de la compañía o institución benéfica, y llame sin cargo a la oficina del procurador general al (1-800) 252-8011, o también sin cargo al PUC al (1-888) 782-8477. Los consumidores también pueden encontrar información sobre ventas telefónicas en la página Internet del PUC: www.puc.state.tx.us.

Top