COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
23 de marzo de 2001
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Proyectos de ley podrían ayudar a condados a poner riendas al descontrolado progreso de subdivisiones rurales

El crecimiento demográfico del Hill Country de Texas comenzó gota a gota en los sesenta, se convirtió en torrente en los noventa y no muestra señas de escampar en el siglo XXI.

Cifras de la Oficina de Censos recientemente difundidas revelan la inmensidad de una explosión demográfica que está agotando las fuentes de agua, atascando las carreteras y atestando las escuelas en la mayor parte del Distrito Senatorial 25. Según las cifras del censo, la población de Texas aumentó en un poco menos del 23 por ciento de 1990 al 2000. Muchos condados del Hill Country, empero, duplicaron o triplicaron ese índice de crecimiento.

El Condado Williamson experimentó un índice de crecimiento del 79 por ciento, mientras la población de los condados de Bandera y Kendall aumentó en más del 60 por ciento. Los condados Blanco, Comal, Guadalupe, Llano, Medina y Travis tuvieron un aumento de población entre el 40 y el 50 por ciento.

Aunque la explosión demográfica puede significar un crecimiento económico bienvenido para algunos condados, causa por otro lado problemas que las cortes locales, con sus limitados poderes, no pueden solucionar. Muchas de las subdivisiones recientes se construyen en áreas no incorporadas de condados, y los gobiernos condales no tienen la suficiente autoridad para asegurar que los compradores tendrán acceso a agua, desagües y pavimento.

La gran mayoría de estos barrios proveen estos servicios a compradores, pero algunos proyectos no pueden cubrir estándares razonables de desarrollo. Para ayudar a gobiernos condales a asegurar que las nuevas subdivisiones cubren estándares estatales mínimos es que introduje el Proyecto de Ley Senatorial 800.

Las provisiones de SB 800 darán a las cortes de comisionados autoridad para requerir parcelas de tierra subdivididas en dos o más lotes, cada uno de cinco acres o menos, para uso residencial. El proyecto de ley requiere también a constructores el construir calles de calidad e informar a compradores cuándo estarán disponibles los servicios de agua, desagües, electricidad y gas. También introduje SB 1172, que proveerá un mecanismo a municipalidades y condados para regular subdivisiones en las jurisdicciones extraterritoriales de una municipalidad (ETJ). Bajo las provisiones de la medida, la municipalidad y el condado no podrán regular a la vez las subdivisiones en la ETJ de una municipalidad. El poder de regulación de una subdivisión se garantiza por un acuerdo escrito entre la municipalidad y el condado.

Estos proyectos de ley ayudarían a condados con infraestructuras que están siendo desafiadas por un crecimiento descontrolado. En muchos condados, los comisionados se ven forzados a aumentar los impuestos y/o asignar crecientes cifras de dinero para proveer servicios prometidos por constructores irresponsables.

En el siglo XIX, los americanos que se desplazaban hacia el oeste cerraron sus cabañas y escribieron "G.T.T." o "Gone to Texas" (Nos fuimos a Texas) en las puertas. El tratar el tema del rápido crecimiento asegurará ahora que los tejanos presentes y futuros continuarán disfrutando la calidad de vida que ha atraído a millones de personas a nuestro estado en los últimos 156 años.

Top