COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
9 de marzo de 2001
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Una licencia de conducir gradual podría ayudar a disminuir el índice de accidentes fatales en adolescentes

Imaginen un accidente tan devastador que eliminara la clase de último año completa de escuelas secundarias en Bandera, Boerne, Blanco, Fredericksburg, Kerrville, Mason y Junction.

Es una imagen perturbadora, pero el número de estudiantes de último año en esas escuelas equivale al total de 1.100 conductores adolescentes tejanos que nunca se graduaron de la escuela secundaria porque murieron en accidentes de tráfico en 1998 y 1999. En un esfuerzo por disminuir tal carnicería en nuestras calles, la Legislatura está considerando nuevamente una licencia de conducir gradual para adolescentes. Una legislación similar fue introducida en 1999 pero no fue aprobada por el Senado.

Se han introducido tres proyectos de ley con varias provisiones, pero cada uno de ellos crearía una licencia de conducir intermedia para nuevos conductores de 16 ó 17 años. La legislación haría que éstos recibieran una licencia intermedia por seis meses al menos, y no tener accidentes ni multas durante ese período.

Debido a que el índice de colisiones fatales nocturnas en nuevos conductores adolescentes es el doble que durante el día, la licencia de conducir gradual prohíbe el manejar de noche a los conductores intermedios, a menos que sea necesario por trabajo, estudios o emergencias médicas.

A los conductores jóvenes no les gustará la licencia de conducir graduada, pero como padre de dos hijos creo que debemos hacer todo el esfuerzo posible para proteger a nuestros hijos e hijas de accidentes que son la causa número uno de muertes de adolescentes en Texas. Aunque los adolescentes constituyen el seis por ciento de todo conductor con licencia, son el 13 por ciento de las fatalidades de tránsito.

La inexperiencia de conductores jóvenes, su sentido de inmortalidad, deseo de impresionar a sus amigos y el consumo ilegal de alcohol son combinaciones letales. Veinticuatro adolescentes murieron en accidentes de tráfico en el condado Bexar el año pasado, 11 fueron relativos al consumo de alcohol. Dos estudiantes de la escuela secundaria del condado Bexar murieron el mes pasado, y un estudiante de Smithson Valley perdió su vida en la intersección de FM 306 y U.S. 281.

Además de los accidentes fatales, más de 100.000 adolescentes fueron heridos en choques de automóviles en 1998 y 1999, y algunos necesitarán asistencia médica por el resto de sus vidas. Durante este mismo período de dos años, conductores adolescentes fueron también responsables de 54.500 accidentes de tráfico sin heridos ni muertos.

Tan serias como son estas estadísticas, las cifras relativas a conductores de 16 años de edad son aún peores. Su índice de accidentes es más del doble al de los conductores de 17 o más, y tienen tres veces más posibilidad de morir en un accidente de tráfico que todos los otros conductores combinados.

La mayoría de los accidentes fatales de conductores de 16 años involucran sólo al vehículo del adolescente, y son generalmente accidentes en alta velocidad, cuando el conductor pierde el control. Sus accidentes fatales tienden a ocurrir cuando hay otros adolescentes en el vehículo, y el riesgo aumenta con cada pasajero adicional, por lo que los Proyectos de Ley 1500 y 432 de la Cámara de Representantes prohibirían a portadores de licencia intermedia llevar pasajeros menores de 21 años, a menos que sean hermanos o hermanas del conductor adolescente.

Si los proyectos SB 577, HB 432 ó HB 1500 son aprobados, Texas se uniría a otros 43 estados que ya tienen una licencia de conducir gradual. Si esto sucede, es mi esperanza que cuando el programa se implemente en septiembre del 2001, el índice da accidentes de conductores adolescentes decline como en otros estados, y miles de adolescentes en Texas vivan para graduarse de la secundaria.

Top