COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
29 de diciembre de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Proyecto de ley ayudaría a proteger a la niñez de los pervertidos que se disfrazan de voluntarios

Los pervertidos sexuales son la pesadilla de todo padre.

Los padres pueden hablar con sus hijos sobre el posible peligro en extraños y brindar información que los mantenga lejos del daño. Desafortunadamente, el peligro a veces aparece en los lugares más seguros.

Según información de la Academia Americana de Pediatras, en ocho de cada 10 casos reportados de perversión a menores, el delincuente es alguien que el niño conoce, frecuentemente una autoridad en la que el niño confía o quiere. A veces es difícil para los "niños buenos", a los que se les ha enseñado a ser amables, saber qué hacer cuando un adulto que respetan actúa de manera inapropiada.

Los padres no quieren creer que un familiar, vecino, o el voluntario que lleva a los niños al campamento de la iglesia, o entrena el equipo de deportes o les enseña a nadar, puede ser un pervertido sexual de menores.

Debido a que estos delincuentes sexuales de menores muchas veces se hacen pasar por voluntarios, he introducido un proyecto de ley que permitiría a programas sin fines de lucro como ligas deportivas u organizaciones juveniles acceder a información de historiales criminales de los voluntarios que trabajan con niños menores de 17 años.

Introduje el Proyecto de Ley Senatorial 132 después que un residente dirigiera mi atención a un artículo sobre pervertidos sexuales de niños que ganaban su confianza y lealtad trabajando como entrenadores voluntarios de ligas menores de deportes.

La gran mayoría de los voluntarios que trabajan con menores son hombres y mujeres dedicados y trabajadores que no tienen historial criminal y no tienen nada que temer de un chequeo de antecedentes. Por el contrario, los pervertidos sexuales de menores son usualmente ofensores reincidentes.

Todos hemos leído artículos de periódicos o visto reportajes de televisión sobre pervertidos condenados por abuso sexual a un menor, que habían sido arrestados por el mismo crimen en otra ciudad. A veces se levantaron los cargos; otras veces las personas fueron condenadas, sirvieron su condena, y al obtener la libertad se mudaron a otra ciudad y empezaron a acechar a niños nuevamente.

Uno de los pervertidos mencionados en un artículo de "Sports Illustrated" admitió haber abusado a "alrededor de doscientos" niños en un período de tres décadas. El Proyecto de Ley Senatorial 132 ayudará a organizaciones juveniles a proteger a los menores de este tipo de delincuentes, protegiendo a la vez a voluntarios inocentes.

Bajo las provisiones del proyecto, un proveedor de actividades podrá no retener o mantener cualquier información de antecedentes criminales obtenida bajo las provisiones de este proyecto. Además, la información debe ser destruida prontamente después de determinar que la persona es adecuada para cualquier posición como voluntario.

La información de antecedentes criminales también podría no ser comunicada o distribuida a otra persona excepto en un procedimiento criminal, orden de la corte, o con el consentimiento del sujeto al que se refiere el historial criminal.

El proyecto de ley también determina que un empleado, oficial o voluntario de un proveedor de actividades no es sujeto en una acción civil por daños resultantes del no cumplir con esta sección, si el empleado, oficial o voluntario actúa de buena fe en su esfuerzo por cumplir.

Las provisiones del proyecto protegen a voluntarios dedicados y organizaciones promotoras, pero lo más importante es que protegen a nuestros niños.

Top