COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
22 de diciembre de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Los senadores deben decidir quién ocupará el cargo de vicegobernador

La selección de los dos mayores ejecutivos del estado reside usualmente en los votantes de Texas únicamente, pero éste no es un año muy usual.

El 21 de diciembre, el presidente electo George W. Bush renunció como gobernador de Texas, dando lugar a una cadena de eventos que culminará en el Senado de Texas el 28 de diciembre. Poco después que el presidente electo Bush resignara, Rick Perry fue juramentado como nuevo gobernador, dejando vacante el puesto de vicegobernador.

Ahora, los 31 miembros del Senado de Texas deben elegir a uno de los suyos para cumplir las funciones de vicegobernador, en acuerdo con la Constitución de Texas.

El vicegobernador es el primero en línea para suceder al gobernador, y es también presidente del Senado. El vicegobernador electo por el Senado continuará sirviendo como senador, representando a su distrito hasta enero del 2003.

El proceso de selección comenzó cuando la oficina del vicegobernador quedó vacante y el presidente pro tempore del Senado convocó a los miembros de esta cámara.

Debido a que la Sesión 77° de la Legislatura de Texas comienza el 9 de enero del 2001, el Senador Rodney Ellis (D-Houston) --quien es actualmente presidente pro tempore del Senado--llamó al Senado a convocatoria una semana después que el presidente electo Bush resignara y el Gobernador Perry tomara el juramento de cargo.

Es importante que el vicegobernador sea elegido lo más rápido posible, para que la Legislatura pueda comenzar su trabajo. Como presidente del Senado, el vicegobernador establece los comités regulares y especiales, y nombra a los presidentes y miembros de los comités. El vicegobernador también decide el orden en que se consideran los proyectos de ley.

La Constitución permite al Senado escribir sus propias reglas, así que como senadores podemos realzar o debilitar los poderes del vicegobernador. Actualmente, el vicegobernador tiene gran poder, aunque no gran salario. El recibe el mismo sueldo que un senador estatal, 600 dólares por mes.

Además de presidir el Senado, el vicegobernador es miembro de varias juntas y comités legislativos, y preside la Junta Legislativa de Presupuesto y el Consejo Legislativo, que influencian los programas, presupuestos y política estatal.

El vicegobernador también es uno de los cinco miembros de la Junta Legislativa de Redistribución de Distritos. Si la Legislatura no es capaz de coincidir en una plan de redistribución de límites al término de la sesión ordinaria, la Junta Legislativa de Redistribución de Distritos diseñará los límites de distritos de senadores y diputados del estado.

Una vez elegido, el vicegobernador cumplirá funciones como vicegobernador y senador estatal hasta enero del 2003. En las elecciones generales del 2002, esta persona deberá elegir si se presenta a reelección como senador o presenta candidatura a nivel estatal para vicegobernador, dejando a los votantes tejanos la decisión sobre quién presidirá el Senado y será primero en línea para suceder al gobernador.

Top