COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
16 de noviembre de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Agradezcamos que la agricultura es aún una forma de vida para algunas familias de Texas

A pesar de sequías, inundaciones y limitados márgenes de ganancias, un pequeño grupo de tejanos continúa produciendo los cultivos que hacen a Texas líder en producción agrícola y agregan aproximadamente 80.000 millones de dólares (u $80 billones USA) anuales a la economía estatal.

Las familias que celebran el Día de Gracias deberían hacer una pausa para agradecer al dos por ciento de la población de Texas que cultiva la tierra y cría los animales que dan de comer y visten al otro 98 por ciento. Muchos de estos dedicados individuos viven en granjas y ranchos que sus antepasados dedicaron a la producción agrícola hace más de 100 años.

El Programa Herencia de Tierras Familiares (Family Land Heritage Program) del Departamento de Agricultura de Texas reconoce a estas familias granjeras y rancheras. Existen granjas y ranchos familiares diseminados en el Distrito Senatorial 25, incluyendo algunos en los condados Guadalupe, Kendall y Medina que fueron establecidos en la década de 1840-50.

Si su familia se ha dedicado a la producción agrícola ininterrumpidamente por un siglo o más, usted puede averiguar sobre el programa llamando al (512) 463-7653, o yendo al sitio web del programa: www.agr.state.tx.us/producer.

La agricultura y ganadería han cambiado significativamente desde que la familia Nelson comenzó sus actividades agrícolas en el condado Williamson y la familia Wanker se dedicó a la ganadería en el condado Bandera. Cuando América celebró su primer Día de Gracias, el trabajo de un cultivador promedio alimentaba a aproximadamente ocho personas; hoy, esa cantidad llega a 200. Los agricultores y ganaderos de Texas han usado la tecnología para incrementar la producción. Texas es líder en la nación en la producción de algodón, espinaca, ganado, caballos, ovejas, cabras, lana y mohair, y es el mayor exportador de muchos productos agrícolas.

Aunque la agricultura y ganadería familiar han cambiado, los valores de las familias dedicadas a ellas no lo han hecho. Los padres continúan preparando a sus hijos para que sean miembros positivos y contribuyentes de la sociedad.

Desde 1908, el 4-H y el Programa de Desarrollo Juvenil (Youth Development Program) del Servicio de Extensión Agrícola de Texas (Texas Agriculture Extension Service) han ofrecido programas que ayudan a la juventud de hoy a convertirse en los líderes del mañana. Actualmente, más de 997.000 jóvenes entre los cinco y 19 años de edad están inscriptos en Texas 4-H.

Los miembros y programas de la organización también reflejan nuestra cambiante sociedad. 4-H ya no es solamente para niños rurales; sus programas enfatizan el desarrollo laboral, estilos de vida saludables, ciencia y tecnología, capacidad de liderazgo y crecimiento personal. Existe más información disponible en el Internet: www.texas4-H.tamu.ed o llamando al agente de Extensión de su condado.

Otra organización juvenil dedicada ahora a jóvenes urbanos así como rurales es Texas FFA, la ex Future Farmers of America. La membresía en esta organización de base escolar, fundada en 1929, llega ahora a los 60.938. FFA crea una diferencia positiva en la vida de estudiantes de secundaria, al desarrollar su potencial de liderazgo, crecimiento personal y triunfo profesional a través de una educación agrícola..

El lema de FFA es: "aprender para hacer, hacer para aprender, ganar para vivir y vivir para servir", y los miembros de 4-H se esfuerzan por "hacer lo bueno mejor". Estos dos lemas reflejan el espíritu "yo puedo hacerlo" de la Texas rural, que ha hecho de la agricultura la segunda mayor industria en Texas.

Top