COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
29 de septiembre de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

La detección temprana es un elemento crítico en la batalla contra el cáncer de mama

Estimadamente 2.600 mujeres en Texas morirán este año de una enfermedad curable en un 90 porciento si se la detecta a tiempo.

Las muertes causadas por cáncer de mama han disminuido desde el principio de los noventa; empero, la enfermedad continúa matando más mujeres que cualquier otro tipo de cáncer excepto el de pulmones, según la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society - ACS). Debido a que la detección temprana aumenta ampliamente las posibilidades de supervivencia de la mujer, la ACS declara anualmente al mes de octubre como Mes Nacional de Alerta sobre el Cáncer de Mama (National Breast Cancer Awareness Month).

El 6 de octubre a las 10:30 de la mañana, en la escalinata sur del capitolio, sobrevivientes de cáncer de mama se unirán al Vicegobernador Rick Perry en una ceremonia, donde se dedicará una corona en memoria de aquellos que no sobrevivieron a la enfermedad. El Vicegobernador Perry, que preside el Senado de Texas, y otros miembros de la Legislatura Estatal, tenemos amplio conocimiento de los temas de salud de la mujer, y estamos dedicados a mejorar la calidad de la asistencia médica a la mujer.

Hace trece años por ejemplo, el estado inició una campaña de información por los medios de prensa para aconsejar a la mujer sobre las mamografías anuales. Como resultado, miles han sido examinadas por cáncer de mama, la enfermedad que afecta anualmente a 11.500 mujeres en Texas.

El Bureau de Salud de la Mujer del Departamento de Salud de Texas supervisa los programas federales Cáncer de Mama y Cáncer Cervical, que proveen exámenes de mama y cuello de útero y servicios de diagnóstico sin costo, para mujeres con bajos ingresos y sin seguro médico. Desde 1992, más de 111.000 mujeres han recibido servicios de detección temprana de cáncer, de proveedores locales en clínicas en todo el estado.

En 1997 voté por, y la Legislatura 75a. aprobó, un proyecto de ley que resultó en una cobertura médica para cirugía reconstructiva posterior a la mastectomía. Antes de que el proyecto se convirtiera en ley, las compañías de seguros pagaban por la reconstrucción de rodillas, caderas y otras partes del cuerpo, pero no la de pechos. Otro proyecto de ley requiere a ciertos planes de seguros médicos incluir la cobertura de estadía en hospitales por un mínimo de 48 horas después de una mastectomía y 24 horas después de la disección de nódulos linfáticos.

El término de la estadía en hospitales se reflejó también en un proyecto de ley que aprobamos para prevenir los "partos de pasada". Previo a la aprobación del proyecto, los hospitales solían dar de alta a madres y bebés recién nacidos 24 horas después de un parto normal y 76 horas después de una cesárea. Ahora, un plan de salud con beneficios de maternidad debe incluir la cobertura de asistencia hospitalaria para madres y bebés por un mínimo de 48 horas después de un parto normal y sin problemas, y 96 horas después de una cesárea sin complicaciones.

También promulgamos una ley que requiere a los planes de salud permitir a las mujeres elegir sus obstetras y ginecólogos, además de sus médicos de cabecera, y también les permite acceso directo a sus obstetras y ginecólogos sin previa referencia de su médico de cabecera.

Debido a que las histerectomías son procedimientos médicos que pueden afectar a una de cada tres mujeres, yo promoví, y la Legislatura aprobó, un proyecto de ley que requiere el consentimiento informado de los riesgos y problemas de las histerectomías.

Aunque la legislación puede mejorar cómo se brinda asistencia médica a la mujer, ella es su mejor protectora contra toda forma de cáncer. El auto-examen frecuente, las mamografías y los exámenes médicos anuales son la mejor defensa de la mujer.

Top