COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
22 de septiembre de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Averigüe y confirme los hechos antes de comparar a Texas con otros estados

El brillante foco de la política nacional estará alumbrando a Texas desde ahora hasta el día de las elecciones, lo que hace que nuestro estado esté siendo comparado con otros en la nación, de maneras diferentes.

Algunas comparaciones serán favorables mientras que otras no lo serán. De cualquier modo, los tejanos deberían examinar cuidadosamente las estadísticas usadas para comparar datos entre un estado y otro, o entre Texas y el promedio nacional.

Las comparaciones de salarios son un buen ejemplo. Los salarios de empleados estatales y maestros, que permiten a los tejanos vivir confortablemente, no proveerían el mismo nivel de vida en estados donde los costos de servicios y viviendas son extremadamente altos, como en partes de California.

Una familia en San Antonio con un ingreso anual de 30.000 dólares, por ejemplo, necesitaría 60.160 dólares para vivir con un estilo de vida comparable en San José, California. Siendo cuidadoso y comparando sólo ciudades o estados equivalentes, podemos pintar un cuadro más exacto sobre cómo viven los tejanos.

Aunque muchos, si no la mayoría, de los tejanos gustan opinar que los impuestos son muy altos, según un informe del Instituto Heartland, la carga combinada de impuestos estatales y locales de los tejanos es más baja que la de todos los otros estados excepto Colorado, Tennessee, New Hampshire y Alaska. Como resultado de obtener y gastar menos dólares fiscales, y debido a que esos dólares rinden más en nuestro estado que en la mayor parte de los otros, Texas gasta menos por persona en servicios básicos, los que son, por lo general, iguales o superiores a los de otros estados.

Si los servicios provistos son iguales, un estado con una carga impositiva menor es generalmente un lugar más atractivo para vivir y trabajar. Los impuestos más bajos pueden ser usados para atraer industrias a Texas, donde el costo de vida es entre el 5 y 12 porciento inferior al promedio nacional.

El clima de los negocios en Texas es excelente. Durante la década de los noventa, Texas lideró a todos los otros estados en cuanto a creación neta de empleos, y la tendencia continúa. De acuerdo a cifras de la Comisión Laboral de Texas (Texas Workforce Commission), Texas obtuvo un aumento neto de 247.000 empleos entre junio de 1999 y junio de 2000. Por ejemplo, el condado Bexar en el distrito senatorial 25 estuvo entre los primeros 50 condados de los Estados Unidos en crecimiento de empleos no agrícolas.

El fuerte clima de negocios está atrayendo a nuevos tejanos en números récord. Entre 1990 y 1996, la población de Texas aumentó en 2.141.926 habitantes. Este incremento sobrepasó el de 2.120.020 habitantes en California. Durante los noventa, Texas le ganó a New York en población. Es ahora el segundo estado más populoso, excediendo los 20 millones, y se espera que la cifra se duplique para el 2050.

Con el costo de vida de Texas cercano o inferior al promedio nacional, los precios de electricidad entre los más bajos de los estados populosos, menos estudiantes por maestro, 1.700 millones de dólares (o $1.7 billones USA) en recursos de capital de inversiones en 1997, y un gasto estatal y local inferior al promedio nacional, nuestro futuro parece ser brillante, no importa cómo seamos comparados.

Top