COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
30 de junio de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Cortes para crímenes de drogas alivian las cortes regulares, atestadas con casos de abusos de drogas

Cada persona en los Estados Unidos paga aproximadamente 1.000 dólares al año en asistencia médica, extra ejecución de la ley, accidentes de automóviles, crímenes y pérdida de productividad resultado de la adicción a las drogas y el alcohol que no es tratada.

A nivel nacional, las infracciones a leyes relativas a drogas aumentaron del 7,2 porciento en 1997 al 11,1 porciento en 1998, y en 1995 los costos relativos a la adicción de drogas y alcohol se estimaron en 109.800 millones de dólares (o $ 109.8 billones USA).

Como el resto de la nación, Texas experimenta un incremento en las infracciones a las leyes contra drogas. Aunque el año pasado hubo una pequeña disminución en el índice criminal de Texas, las infracciones de abuso de droga aumentaron en un cinco porciento.

Debido a que estimadamente del 80 al 90 porciento de todo el crimen está relacionado con la adicción al alcohol o las drogas, las cortes estatales buscaron maneras de tratar los casos de drogas que se sumaban a un ya atestado sistema de justicia.

Los resultados de sus varios estudios llevaron a la creación de las cortes de drogas (drug courts), las que ofrecen una alternativa basada en el tratamiento, combinada con sanciones supervisadas judicialmente.

Existen ahora aproximadamente 400 cortes de drogas en los Estados Unidos. Cinco de estas cortes de drogas operan en Texas y hay otras en varios niveles de implementación. La que está en el condado Travis, ubicado parcialmente dentro del Distrito Senatorial 25, es una de las 12 cortes originales reconocidas por la Asociación Nacional de Profesionales de Cortes de Drogas en 1994.

El éxito de las cortes de drogas, que aparecieron inicialmente a comiezos de los años noventa después del fracaso de otros programas, atrajo la atención de agencias de la ley y el sistema judicial. La naturaleza, estructura y jurisdicción de estas cortes de drogas varía ampliamente. Algunas cortes tratan a delincuentes previo al procesamiento, mientras que otras no se involucran con los ofensores hasta después que hayan presentado su alegato en la corte.

El Programa del Sistema de Opciones Saludables para la Libertad y Transición (SHORT en inglés) de la corte de drogas Drug Diversion Court del condado Travis ha servido a cerca de 1.000 ofensores, con un índice de cumplimiento del 65 porciento. "El programa obtiene resultados", dijo la gerente de programa Patricia Greenspan. "La corte de drogas es una sentencia inteligente que salva vidas, dinero y comunidades".

Aunque las cortes de drogas difieren en estructura, tienen en común ciertos elementos claves. Toda corte combina tratamientos de abuso de drogas con procesamientos del sistema de justicia. Tratamiento, rehabilitación, tests de drogas frecuentes, supervisión intensa, esfuerzos combinados entre cortes y centros de tratamiento, apoyo comunitario, seguimiento y evaluación son otros de los componentes de las cortes de drogas.

En el término entre sesiones legislativas, los comités interinos senatoriales están estudiando estas cortes de drogas. Lo que hallen podría resultar en recomendaciones a ser consideradas por la Legislatura 77a. cuando se reuna en enero del 2001.

Las cortes de drogas no resolverán todos los problemas asociados con la adicción, pero tienen futuro como herramienta de prevención del crimen a largo plazo. Debido a que ofrecen alternativas a la encarcelación y programas flexibles, las cortes de drogas pueden, y desde ya lo hacen, operar en lugares rurales y urbanos.

El Procurador de Distrito Bruce Curry, que sive en la Corte de Distrito 216a. que cubre los condados Bandera, Gillespie, Kendall y Kerr, dice: "Podríamos mantener la corte de drogas bastante ocupada en este distrito".

Top