COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
4 de mayo de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

Los tejanos ayudan a modelar la política del gobierno participando en audiencias públicas

Un gobierno democrático funciona bien cuando la gente participa activamente en la formulación de las normas gubernativas que afectan sus vidas.

Los tejanos acostumbrados a presentar sus inquietudes directamente ante su senador o diputado estatal, pueden desconocer que entre una y otra sesión legislativa pueden involucrarse en el proceso legislativo, participando en audiencias de comité que tienen lugar en ciudades a lo largo del estado. Las audiencias son abiertas al público, y los ciudadanos son invitados y alentados a concurrir y testificar, simplemente anotándose el día de la audiencia.

El Comité de Redistribución de Distritos del Senado y el de la Cámara de Representantes están celebrando audiencias conjuntas de vital interés. El testimonio presentado ante el comité conjunto será incorporado al proceso de redistribución de distritos en la Legislatura. Cada 10 años, después del censo nacional, la Constitución de los Estados Unidos requiere a la Legislatura rediseñar los límites geográficos de los distritos legislativos, del Congreso y de la Junta de Educación Estatal.

Yo pido a los tejanos que concurran y/o testifiquen en la audiencia de los comités de redistribución, el 16 de mayo a la 1:30 p.m. en el Centro de Convenciones Henry B. Gonzalez de San Antonio, o el 22 de septiembre en Austin, con lugar y hora a ser determinados. Se puede obtener más información sobre redistribución de distritos, en la página de Internet: www.capitol.state.tx.us, o llamando al Comité Senatorial de Redistribución de Distritos: (512) 463-0067, ó a mi oficina en el capitolio: 1-888-824-6984 (sin cargo).

Las audiencias del comité de redistribución en Abilene, Dallas, Arlington y Houston fueron muy concurridas. Se discutieron muchos temas, incluyendo la unificación de condados actualmente divididos. Nueve de los 17 condados del Distrito Senatorial 25 están representados en el Senado por uno o dos senadores. Como cada senador representa a 650.000 tejanos, se entiende porqué condados urbanos como Bexar y Travis tienen múltiples distritos senatoriales dentro de sus límites.

Los tejanos que viven en condados menos populosos como Comal, Guadalupe, Llano, Medina, Sutton y Tom Green están preocupados por un sistema de redistribución de distritos que resulta en que condados rurales son representados por dos o más senadores. El condado Guadalupe, con una población de aproximadamente 76.000 personas, está representado por tres senadores.

En una audiencia de comité sobre redistribución en Abilene, el pasado febrero, el Juez del Condado Tom Green, Mike Brown, testificó que el condado debería estar representado por un senador en vez de dos, como ocurre actualmente. El dijo también que la representación por una persona sensible a las necesidades rurales es muy importante.

A los pobladores de condados rurales les preocupa ser consumidos por áreas urbanas cuando los legisladores demarcan los nuevos límites. Esta demarcación debe cumplir dos requisitos legales básicos, que gobiernan las decisiones sobre redistribución de distritos. Los distritos deben tener igual o casi igual representación, y deben ser delineados de tal manera que no niegue a personas el derecho a voto en base a su raza o idioma.

Desafortunadamente, los distritos son a veces demarcados para proteger a funcionarios electos titulares.

Yo pienso que los legisladores estatales cuyo futuro político puede ser asegurado o amenazado por la redistribución de distritos, no deberían participar en la demarcación de límites. En 1993, 1995, 1997 y 1999, yo introduje legislación para poner el proceso de redistribución en las manos de un comité de redistribución independiente, con ciudadanos de ambos partidos. Aunque la legislación fue apoyada por ocho senadores, el procurador general, la Liga de Mujeres Votantes de Texas y el respaldo editorial de periódicos a lo largo del estado, la legislación no fue aprobada. Debido a que un comité de redistribución formado por ciudadanos requeriría una enmienda constitucional, es muy tarde para el proceso de redistribución del 2001.

No es tarde, empero, para que los ciudadanos se integren al proceso testificando en las audiencias de los comités de redistribución. Los resultados solo pueden ser buenos cuando los legisladores escuchan a sus jefes --ustedes, la gente de Texas.

Top