COMUNICADO DE PRENSA
de la oficina de Jeff Wentworth
Senador Estatal, Distrito 25

De difusión inmediata
18 de febrero de 2000
Contacto: Margaret Rambie
(210) 826-7800

El futuro crecimiento y prosperidad de Texas dependen de la disponibilidad de agua

La tercer sequía en cuatro años continúa dominando en Texas, abrasando campos y jardines con la misma intensidad.

El año pasado fue el más seco en registro. Un finquero observó que aún después de una lluvia la tierra permanece tan seca, que excavando solo unas pocas pulgadas se encuentran terrones de tierra tan duros que se pueden usar para prender un fósforo.

Las reservas estatales son las más bajas en 22 años, y 60 de los sistemas estatales de aguas públicas están bajo restricción de agua obligatoria. Además de su impacto físico en la tierra y el ganado, la sequía tiene un efecto fiscal devastador, costándole al estado 10.700 millones de dólares (o $10.7 billones USA) en 1999.

El 1ro.de febrero, cuando el Comité Senatorial de Finanzas y el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes se reunieron para discutir el tema de la sequía, el Centro Nacional de Meteorología declaró que, como consecuencia de La Niña, las tendencias climáticas actuales no son buenas para Texas.

Debido a que el futuro crecimiento y prosperidad de Texas dependen de la disponibilidad de agua para una población que se espera se duplique para el 2050, la Legislatura 75a. aprobó en 1997 un proyecto de ley integral sobre recursos de agua. El proyecto requiere que los grupos regionales de planeamiento de recursos hídricos trabajen con la Junta de Desarrollo de Agua de Texas (TWDB, sus siglas en inglés) y la Comisión de Conservación de Recursos Naturales de Texas (TNRCC, sus siglas en inglés) en el manejo de las reservas estatales de agua rurales y urbanas.

TWDB provee asistencia a distritos de aguas subterráneas que están formulando planes para la conservación y administración de los recursos de agua. TNRCC extiende licencias y permisos, y financia parcialmente las operaciones que acrecientan las lluvias y producen lluvia en las nubes.

Siete proyectos para producir lluvia en las nubes en el año 2000, cubriendo aproximadamente 36 millones de acres en Texas sur y oeste, tienen ya permisos de TNRCC. Los proyectos son parte de una estrategia a largo plazo para la administración del agua, que rellenaría reservas acuíferas y cubriría las necesidades de la agricultura, industria y municipalidades.

Investigaciones indican que el sistema para hacer que nubes produzcan lluvia podría resultar en un incremento del 10 al 20 porciento en las lluvias. Los proyectos de Modificación del Clima en Texas Oeste y de la Autoridad del Acuífero Edwards incluyen 13 de los 17 condados del Distrito Senatorial 25.

La Autoridad del Acuífero Edwards planea empezar este proyecto el 1ro. de marzo, enfocándose en un área de 6 millones de acres que incluyen los condados Bandera, Bexar, Blanco, Comal, Guadalupe, Kendall, Kerr y Medina en el Distrito Senatorial 25. Gillespie y porciones de Llano también podrían beneficiarse con el proyecto.

La autoridad ha comprometido 500.000 dólares para el proyecto, que tiene un costo de 4 centavos por acre, y TNRCC reembolsaría la mitad de los gastos.

El programa de acrecentamiento de lluvias de la Asociación de Modificación de Clima de Texas Oeste se encuentra en su cuarto año de operación, y abarca siete condados incluyendo Sutton, Schleicher y parte de Tom Green.

Los beneficios económicos del lograr que las nubes produzcan lluvia son incalculables. Un estudio indica que, en términos de cultivos y ganado, la economía regional incrementaría en 4 millones de dólares y los ingresos personales en más de 2 millones de dólares, con más de medio millón de dólares ahorrados en costos de irrigación.

La lluvia producida por estos proyectos también produciría ahorros a propietarios de casas y negocios, al reducir los costos de riego de jardines.

El agua es nuestro recurso natural más vital. Debemos conservarla juntos, administrarla e incrementarla, para asegurar que los limitados recursos de agua de Texas cubran las necesidades futuras.

Top