COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Troy Fraser

De difusión inmediata
Agosto 22, 2006

Ahorrando en la gasolinera
por el Senador Troy Fraser

Los precios actuales de la gasolina están martirizando el bolsillo de los americanos. El precio de la gasolina está determinado por un gran número de factores. Estos incluyen la oferta y demanda mundial del petróleo crudo, los impuestos, diferencias regionales en el acceso a fuentes de gasolina, regulaciones medioambientales y capacidad de refinamiento.

El precio de la gasolina ha estado aumentando, en parte, porque no hemos tenido una política energética nacional e integral en las pasadas décadas. Tratando de remediar la situación actual, el Congreso aprobó el Acta de Políticas Energéticas en 2005. El Presidente Bush promulgó la legislación en ley y, aunque ésta no redujo los precios de la noche a la mañana, nos ha puesto en camino de reducir nuestra dependencia en el petróleo extranjero y promover más ahorro y eficiencia.

Personalmente, podemos disminuir el uso de la gasolina manejando más eficazmente. Usando unos simples consejos para ahorrar gasolina, podremos bajar la demanda y por lo tanto los precios. Si cada uno de nosotros sigue estos pequeños pasos, esperamos ver un efecto en los precios de la gasolina, mientras el gobierno federal trabaja por lograr soluciones de largo plazo.

Los siguientes consejos reducirán su uso personal de gasolina y ayudarán a bajar los precios en la gasolinera:

Maneje con sensatez: Manejar agresivamente --como ir a alta velocidad, acelerar y frenar rápidamente--derrocha gasolina. Manejando de manera razonable, usted puede reducir en un 33 por ciento el consumo de gasolina en la carretera y un 5 por ciento en la ciudad. Manejar sensatamente también es más seguro para usted y los demás, así que se ahorra más que dinero.

Respete el límite de velocidad. Aunque los vehículos tienen un consumo de gasolina óptimo a distintas velocidades, generalmente el consumo aumenta rápidamente a velocidades superiores a las 60 millas/hora. Se puede asumir que cada 5 m/h por encima de las 60 m/h usted paga $0.21 más por galón de gasolina.

Mantenga bien el motor. Reparar un vehículo que no está a punto o no pasa la inspección de emisiones puede reducir el consumo a un promedio de 4 por ciento. Reemplazar un filtro obstruido puede reducir el consumo de gasolina tanto como un 10 por ciento, y a la vez evita que las impurezas afecten el interior del motor. Mantener las llantas adecuadamente infladas también puede reducir el consumo. Las llantas desinfladas pueden aumentar el uso de gasolina, mientras que aquellas infladas adecuadamente son más seguras y duran más. Además, usar el grado recomendado de aceite puede reducir el consumo de gasolina.

Otras sugerencias incluyen: evitar estar parado con el motor en marcha por largo tiempo, usar el control electrónico de velocidad, y planear y combinar sus salidas. El combinar distintos viajes en una sola salida le ahorrará tiempo y dinero. Varias salidas cortas empezando en frío pueden usar el doble de gasolina que hacer varias cosas en una salida con el motor en caliente, cubriendo la misma distancia.

La gasolina mantiene a toda América en movimiento. Solo nuestros vehículos personales consumen 65 billones de galones de gasolina y diesel por año, y se proyecta que ese número aumentará casi un 3 por ciento por año. Sin embargo, si todos seguimos los consejos previos, podríamos reducir la gasolina consumida y por lo tanto reducir el costo total de la gasolina.

El Senador Fraser representa una región de 21 condados en el centro geográfico del estado. Es el presidente del Comité Senatorial de Negocios y Comercio. También es miembro de los comités sentoriales de Recursos Naturales, Asuntos Estatales, y Relaciones y Comercio Internacionales.

arriba