OPINION
del Senador Estatal Troy Fraser

De difusión inmediata
7 de julio, 2005
Contacto: Bill Bragg - (512) 463-0124

Derechos de propiedad privada, cimientos de América

AUSTIN – ¿Debe una entidad de gobierno tener la capacidad de confiscar la propiedad privada de una persona y transferirla a otro individuo por razones de desarrollo económico? Hace varias semanas, la Corte Suprema de Estados Unidos emitió un fallo diciendo que sí podría hacerlo. Yo me opongo enérgicamente.

La Quinta Enmienda de la Constitución de EE.UU. dice que “Ninguna persona debería … perder su vida, libertad o propiedad sin el debido proceso legal; ni una propiedad privada ser tomada para uso público sin justa compensación”. Ese derecho constitucional es básico durante siglos y no ha cambiado, pero a partir de la semana pasada ha cambiado su interpretación.

La Corte Suprema decidió que las ciudades, condados y otros cuerpos de gobierno tienen derecho a expropiar tierras y dárselas a otro individuo por razones de desarrollo económico. En otras palabras, si la tierra puede aportar más en ingresos impositivos, la expropiación es considerada permisible porque beneficiará al público en general y entraría ahora en la definición de uso público. Yo encuentro esto descarado.

El argumento de desarrollo económico dejará a toda propiedad privada sujeta a la expropiación (‘dominio eminente’) y no dejará propiedad libre de la confiscación por el gobierno. El gobierno podrá ahora justificar y adueñarse de propiedades que podrían potencialmente generar más ingresos impositivos bajo nuevo dueño. Es por esta razón que yo creo que los legisladores federales y estatales deberían prohibir la expropiación por motivos de desarrollo económico bajo casi toda circunstancia.

Aunque he sido y siempre seré un acérrimo defensor del desarrollo económico, soy un mayor proponente de los derechos de propiedad. El concepto de derechos de propiedad es lo que hace a los Estados Unidos diferente de muchos otros países en el mundo. Los derechos de propiedad son un elemento principal de los cimientos que soportan la sociedad americana y yo trataré de asegurar que los propietarios de Texas sean protegidos.

El miércoles 6 de julio voté por la medida SB 62 en el Comité de Asuntos Estatales. Esta propuesta ayudará a asegurar que los propietarios privados sean protegidos en Texas, previniendo la expropiación de propiedades por una entidad gubernamental por razones de desarrollo económico.

Durante la audiencia, se me informó por el dueño de un pequeño negocio en Freeport, Texas, que la junta local de desarrollo económico ha comenzado el proceso de expropiar su negocio y tierras bajo leyes actuales de dominio eminente, para transferir las tierras a un empresario de Dallas.

En este caso, la junta de desarrollo económico está formada por miembros nombrados, no electos. Me cuesta entender que esta junta, que no es responsable ante el público, pueda confiscar la propiedad privada y transferirla a otro individuo bajo el pretexto de “motivos públicos”.

Como resultado de la reciente decisión de la Corte Suprema de EE.UU. y las audiencias que tuvimos sobre expropiaciones en el Comité Senatorial de Asuntos Estatales, le he pedido al Vicegobernador David Dewhurst establecer un estudio interino, el que espero dirigir, para determinar exactamente qué cuerpos gubernamentales en Texas podrían tener los poderes de expropiación y cómo podrán estos ser usados.

No podemos dar a un individuo la capacidad de usar el poder del gobierno para tomar la propiedad privada de alguien. Habiendo celebrado recientemente el 4 de julio, tengo en mente todo lo que se sacrificó para garantizar a individuos su derecho a la propiedad privada. Es mi intención asegurar que sus sacrificios no han sido en vano.

La medida SB 62 fue aprobada por el Comité Senatorial de Asuntos Estatales el miércoles 6 de julio, por un voto de 7 a 0, y será considerada en el pleno senatorial la próxima semana. Aunque la sesión de 30 días fue convocada para tratar el financiamiento a la educación, el Gobernador Perry agregó el dominio eminente a la convocatoria, el viernes 8 de julio del 2005.

Troy Fraser fue electo en 1996 para servir al Distrito Senatorial 24, una región de 21 condados ubicada en el centro geográfico de Texas. El Senador Fraser es presidente del Comité Senatorial de Negocios y Comercio, el que trata legislación relativa a seguros, telecomunicaciones, banca, bonos y préstamos, y licencia y regulación de negocios. También sirve en los siguientes comités senatoriales: Asuntos Estatales, Recursos Naturales, y Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares.

arriba