Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

DE DIFUSION INMEDIATA
CONTACTO
: Kelvin Bass (214) 467-0123
Enero 27, 2014

Otro nuevo comienzo después de la sentencia diferida

Fue en el 2003, hace ahora 11 años o cinco sesiones legislativas atrás que se aprobó la primer legislación que permitió guardar en confidencia los antecedentes de una persona que completa una sentencia diferida en Texas. Y, aunque no todos los antecedentes por ofensas donde se otorgó y completó la sentencia diferida pueden ser sellados, hasta ahora más de 33,820 solicitantes han aprovechado esta oportunidad para empezar de nuevo. Queda aún mucho por hacer para mejorar las leyes estatales que regulan el acceso a los registros de antecedentes criminales.

La sentencia diferida es una opción judicial disponible bajo ley de Texas a acusados, fiscales y cortes en casos criminales. Es una forma de supervisión comunitaria --más comúnmente llamada libertad condicional--que al completarse cancela oficialmente los cargos relativos a la ofensa. Sin embargo, distinto a la libertad condicional regular, el acusado no recibe una condena. En Texas, la condena implica por lo general una entrada permanente en el registro de antecedentes criminales de la persona. Hay muy pocas opciones en este punto para borrar esa entrada del registro.

Como muchos que han solicitado empleo o apartamento han descubierto, aunque no haya condena, bajo la sentencia diferida el registro de la ofensa permanece en el dominio público. Y aunque los cargos sean desestimados, podrían negarse ciertas certificaciones laborales en el estado, así como oportunidades de empleo. La orden de confidencialidad fue dispuesta para alivianar el estigma de un caso criminal y permitir un nuevo comienzo a aquellos que desean dejar atrás sus errores y adoptar un estilo de vida más productivo.

Durante la sesión legislativa del 2013 logramos aprobar en ley la SB 107, una medida que cierra una brecha en la difusión de antecedentes criminales en casos donde se emite una orden de confidencialidad. La brecha permitía que el proceso de notificación hecho por el Departamento de Seguridad Pública de Texas cuando se emite una orden de confidencialidad sea ignorado, permitiendo la adquisición directa de los antecedentes criminales por las cortes. Sin esta adición, un registro que ha sido cerrado mediante orden de confidencialidad seguiría accesible al público.

En las últimas semanas de la sesión legislativa, logramos enmendar el texto de otra medida para incluirla en la SB 107. El nuevo texto enmendado de la SB 977 creó una petición electrónica que permitiría solicitar una orden de confidencialidad sin contratar un abogado. Pensemos en eso.

Desde el 2002, persona tras frustrada persona ha llamado a mi oficina quejándose porque le dijeron que, de aceptar una sentencia diferida, los cargos no aparecerían en sus antecedentes. Fue la inspiración para la SB 1477 la creadora de la orden de confidencialidad. La siguiente queja de muchos es: 'No tengo trabajo, por lo tanto no puedo pagar un abogado'. La SB 107 hace mucho por reducir las barreras económicas para poder empezar una nueva vida. Solo requiere el pago de costos judiciales y un cargo de $28.

Aquellos que desean solicitar electrónicamente la orden de confidencialidad pueden buscar en la página de Texas Office of Court Administration (OCA). En esa página, busquen Publications, forms and online information, y pulsen en model forms.

Allí encontrará información con los requisitos para la orden de confidencialidad, junto a un modelo de petición e instrucciones para llenarla. El formulario puede llenarse electrónicamente, o imprimirlo y enviarlo por correo al secretario de distrito del condado donde el cargo fue diferido. También hay información para comunicarse con esta oficina de administración de cortes.

Ustedes, los ciudadanos de Texas y mis constituyentes, identificaron el problema. Fue por su participación que yo intenté brindar una solución que abrirá las puertas y ayudará a aquellos que desean encontrar el camino a una vida productiva y autosuficiente. Y por cierto, ¿sabía que las personas que han completado exitosamente la sentencia diferida son ahora elegibles también para obtener el perdón?

arriba