Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

DE DIFUSION INMEDIATA
CONTACTO
: Kelvin Bass (214) 467-0123
Junio 28, 2012

El Acta de Atención Médica Económica fue llamada de muchas maneras –ahora se llama la ley

DALLAS - Desde su turbulenta aprobación en 2010, el Acta Americana de Atención Económica (ACA por sus siglas en inglés) fue llamada muchas cosas, incluyendo inconstitucional, una toma de la atención médica y extralimitación sin precedentes del gobierno, y etiquetada a menudo con el intencionalmente desdeñoso mote de ‘Obamacare’. Pero a partir de hoy, puede ser llamada la ley en nuestra tierra.

Esta mañana, en una decisión de 5 a 4 votos del Juez Presidente John Roberts, la Corte Suprema de Estados Unidos puso el largamente esperado sello en el hito legislativo del Presidente Barack Obama para reformar el sistema de salud. El fallo judicial sorprendió a muchos que esperaban que ACA fuera abolida por esta corte de tendencia conservadora. Pero al menos la mitad de los americanos recobraron su fe en el Gobierno por lo menos temporalmente.

Los enemigos de la ley ya están juntando fuerzas para revocarla. Pero como dijo el presidente en su discurso al mediodía, es hora de caminar hacia adelante, y dejar de repetir las riñas y virulencia de los dos años pasados.

Es difícil entender cómo consideran mala una ley que impide a las compañías de seguros cancelar la cobertura de pacientes que ellas determinan han usado demasiados de los beneficios que ya pagaron. Es igualmente confuso que los opositores no sientan la ansiedad de los jubilados –muchos con ingresos fijos—que ven esfumarse sus recursos cuando llegan a un límite en los medicamentos. Esos mismos críticos de la reforma no deben ver nada malo en negar a los padres la cobertura de sus hijos que sufren enfermedades crónicas como el asma.

Se ha dicho y escrito mucho sobre la reforma en la atención médica, y seguro habrá muchos capítulos más. Pero hoy, yo la declaro una victoria para los trabajadores americanos y sus familias. Y como lo confirmó hoy la Corte Suprema: ¡además es la ley! Y sí, ¿no cree que a Obama le importa su salud?

arriba