Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

DE DIFUSION INMEDIATA
CONTACTO
: Kelvin Bass
(214) 467-0123
Junio 28, 2006

Veredicto de la Corte Suprema en la redistribución de distritos electorales ofrece escaso alivio a demócratas

DALLAS – El derecho a voto de las minorías sufrió un revés con la fracturada decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, después de una batalla de tres años sobre redistribución de distritos electorales. En su veredicto, la suprema corte dio el visto bueno a la práctica de redistribuir los distritos a mitad de década, evitó tomar una posición firme sobre la demarcación políticamente ventajosa de distritos, pero dictaminó que el nuevo distrito del Congreso en el sur de Texas diluye la fuerza del voto de los hispanos. El Senador Estatal Royce West (D-Dallas) dijo que la largamente esperada decisión fue decepcionante, pero no sorprendente.

“Como estuve presente en la audiencia ante la Corte Suprema, esto no me sorprende”, dijo el Senador West. “En cuanto a invalidar el Distrito 23º del Congreso, realmente no esperaba que lo hicieran, pero se ha hecho. El efecto de eso se limita a la región geográfica del sur y oeste de Texas, se hará alguna otra demarcación. Pero no va a afectar al Metroplex”.

En una objeción sobre el manejo político en el diseño de distritos (marcando límites de manera que favorezca a un partido político en particular), el Juez Stephen Breyer opinió que “no se puede hallar otra justificación que la ventaja partidista”. Breyer concluyó que el mapa favorecido por los republicanos “viola totalmente la Cláusula de Igual Protección”.

El fallo judicial del miércoles se da en un momento en que se intenta desbaratar la reautorización del Acta de Derecho al Voto –de 40 años—por un grupo de congresistas del sur que incluye a muchos republicanos de Texas. Ellos arguyen que el Acta de Derecho al Voto es anticuada y que los nueve estados sureños singularizados para que se proteja su derecho al voto no deberían ser tratados diferente a los otros 41 estados.

El Senador West dijo que, con el veredicto de la corte, la redistribución de mediados de década puede ahora suceder toda vez que se da un cambio en el poder político, una práctica que algunos describen como redistribución perpetua.

“Históricamente hemos tenido que pelear esas batallas viscerales sólo una vez por década”, dijo el Senador West. “Ahora tendremos que pelear esas batallas durante la década y no podrá hacerse el trabajo que realmente concierne a la gente. El manoteo de poder por antojo político bien podría convertirse en la más alta prioridad. Vislumbramos eso en el 2003, cuando deberíamos habernos concentrado en aprobar una nueva legislación de financiamiento a la educación”.

La Corte Suprema permitió el rediseño del Distrito 24º del Congreso, representado ahora por el republicano Kenny Marchant. El antiguo distrito que cubría parte de los condados Dallas y Tarrant estaba representado por el ex congresista demócrata Martin Frost. La concentración de votantes afroamericanos en esa región fue diluida entre cinco distritos del norte de Texas.

“La Corte Suprema básicamente dijo que la manera en que Tom DeLay y su camarilla dividieron el sudeste de Fort Worth para desbancar a Martin Frost está bien", dijo el Senador West. “Cumplieron su objetivo, que era hacer que más republicanos sean electos al Congreso. Y, al mismo tiempo, un distrito que representaba el Metroplex de Dallas/Fort Worth, ahora junta a residentes de Fort Worth con los del Condado Denton”.

La Corte dictaminó que el Distrito 23º del Congreso, representado ahora por el Diputado Henry Bonilla, viola el derecho a voto de los hispanos en la región del Valle del Río Grande, al sur y oeste de Texas. El mapa se devolvió a la corte de apelaciones de tres jueces basada en Austin, que tiene jurisdicción en el caso. Los jueces pueden volver a diseñar el mapa o dejar que lo haga la Legislatura en el 2007.

Para mayor información, comuníquese con Kelvin Bass al (214) 467-0123.

arriba