Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

DE DIFUSION INMEDIATA
CONTACTO
: David Quin
(512) 463-0123
22 de febrero, 2005

Senador West y legisladores dicen que el plan estatal de salud causará más daño que beneficios

AUSTIN - El Senador Estatal Royce West y un grupo de legisladores estatales se unieron en un esfuerzo por detener los cambios propuestos por la Comisión de Salud y Servicios Sociales de Texas. Ellos dicen que los actuales planes afectarían negativamente a hospitales públicos y otros establecimientos que brindan atención médica a indigentes. El plan, parte de una reorganización masiva en la atención médica aprobada en el 2003, transferiría alrededor de 2.600.000 pacientes de Medicaid a un sistema de salud administrada. El Senador West dice que este traslado produciría más mal que bien.

“Nos hemos reunido con funcionarios de salud y condados de toda Texas, y ellos están de acuerdo en que los cambios propuestos podrían tener un efecto negativo que se extendería drásticamente más allá del próximo bienio”, dijo el Senador West. “Aunque la Comisión está encargada de implementar la solución más efectiva con respecto al costo en la atención médica de indigentes, el daño causado a hospitales públicos superaría desproporcionadamente todo ahorro a corto plazo para el estado. Solo el Condado Dallas podría perder de $25 millones a cientos de millones de dólares en asistencia federal”.

Bajo el nuevo plan estatal, las áreas urbanas pasarían a un plan de salud administrada que la Comisión dice produciría ahorros estimados en cerca de $70 millones para el bienio 2006-2007. Los pacientes rurales de Medicaid pasarían a ser parte de un sistema de referencias que dependería de especialistas. La desventaja es que los hospitales que son parte de sistemas de salud administrada no pueden recibir dólares federales para suplementar el costo de tratamientos.

“Mis colegas del Condado Harris son parte de un sistema de salud administrada que ya les cuesta millones en asistencia federal perdida”, dijo el Senador West. “Tenemos información que hospitales en Austin, Fort Worth, El Paso, San Antonio y todo centro urbano podrían ser afectados de manera similar. Si ésta es la única opción que tiene Texas, lo entenderíamos. Pero le pedimos a los Servicios de Salud y Sociales que detengan la implementación de su plan hasta que éste sea examinado detenidamente. Queremos lo mejor para todos los involucrados”.

Los funcionarios condales están buscando otras soluciones para combatir los crecientes costos asociados con el tratamiento de indigentes y todo aquel no compensado. Los recortes en el Programa de Seguros Médicos para Niños han resultado en la pérdida de la atención médica preventiva. Muchos niños terminan siendo tratados en salas de emergencia de hospitales, donde los costos son mucho más altos. Hay pacientes que se trasladan de ciudades que no tienen planes de atención a indigentes ni hospitales públicos a ciudades que tienen. Esos hospitales generalmente no pueden recuperar el gasto de tratar a estos pacientes. Los legisladores y funcionarios de salud piensan que el plan de la Comisión disponiendo que los indigentes sean atendidos por la salud administrada empeoraría los problemas financieros existentes.

Para mayor información, llamar a David Quin o Kelvin Bass al (512) 463-0123.

arriba