Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

Columna de opinión
CONTACTO
: Kelvin Bass
(512) 463-0123
12 de diciembre, 2003

Nivelando el campo de la contratación estatal

Todo el que haya seguido mi récord de votación durante la década en que he servido en el Senado de Texas sabe que el programa de ‘negocios históricamente poco utilizados’ o HUB (Historically Underutilized Business) es un tema que ocupa un lugar especial en mi corazón. Desde su creación en 1991, la meta del programa HUB ha sido incrementar el número de oportunidades disponibles a compañías de propiedad de minorías o mujeres, que históricamente han tenido un bajo nivel de participación en la contratación de negocios que hace el estado. La legislación trata de crear un campo de juego nivelado para todos los que desean hacer negocios con el estado, independientemente de su grupo étnico o género.

Aunque un sistema imparcial juzgaría las propuestas de posibles candidatos basado exclusivamente en sus méritos, vivimos en un mundo donde las prácticas de negocios usadas históricamente equivalen hoy a discriminación. Cuando factores como el mérito de la licitación o la entrega del producto son evaluados con una base igualitaria, nuestro programa HUB puede brindar nuevas oportunidades a esos negocios que tradicionalmente han quedado fuera del sistema de adquisición y contratación estatal; un sistema que por demasiados años se caracterizó por su favoritismo y una red de “viejos conocidos”.

Todos los años, mi oficina recibe informes de agencias estatales evaluando su actuación en la contratación de estos negocios de minorías y mujeres. Me satisface comunicar que las últimas estadísticas HUB muestran que en el año fiscal 2002-2003, el porcentaje de gastos con negocios HUD aumentó de un 11 a un 13 por ciento en todos los niveles. El número de negocios certificados como HUB aumentó en un 32 por ciento, y el número de contratos hechos con negocios certificados como HUB aumentó un 11 por ciento. En general, los pagos a subcontratistas HUB aumentaron de 404 millones a 534 millones de dólares el pasado año.

Además, los pagos a HUB aumentaron en cinco de las seis principales categorías –construcción de edificios, comercio especial, servicios profesionales, otros servicios, y adquisición de mercadería. Por ejemplo, los pagos a HUB por construcciones aumentó del 10 al 16 por ciento, y los contratos en la categoría de comercio especial aumentaron del 15 al 22 por ciento. Los pagos a HUB de universidades públicas estatales aumentaron del 10 al 14 por ciento.

Pero todavía se puede hacer más. Aunque el gasto en contratos temporales con HUB aumentó en un cuatro por ciento, el gasto por compras grupales disminuyó en un cinco por ciento. Y aunque los dólares pagados a negocios HUB aumentaron en cinco de las seis principales categorías, el área de construcción pesada mostró una baja.

Resulta alarmante que algunas de las más grandes agencias de Texas estén todavía rezagadas. Aunque una disminución del 1,69 por ciento en los pagos a HUB no parecería mucho, en una agencia del tamaño del Departamento de Justicia de Texas significan 3.200.000 dólares menos en pagos a HUB este año. Igual pasa con el Departamento de Salud de Texas. Aunque una disminución del 0,18 por ciento en el gasto con HUB parece irrisoria, la agencia gastó 14 millones de dólares menos en negocios HUB los pasados 12 meses. Tal vez la mayor sorpresa fue ver las cifras de la Comisión de Construcción y Adquisición de Texas (Texas Buildings and Procurement Comisión). Durante el pasado año, los pagos a HUB por la comisión disminuyeron en un 9,3 por ciento –que suman 4.900.000 dólares. Esto es alarmante si consideramos que ésta es la agencia encargada de supervisar la implementación del estatuto HUB por otras agencias estatales.

Estas son muchas oportunidades perdidas para un montón de pequeños negocios. Aunque algunas de estas reducciones se deben a cambios estructurales en el gobierno estatal, así como a recientes y significativas reducciones en el presupuesto, estos recortes deben aplicarse de forma igualitaria. Los negocios históricamente poco utilizados no deberían cargar con toda la crisis presupuestaria del estado.

El hecho de que algunas agencias han actuado tan pobremente es causa de preocupación y merece una atención inmediata. Tengan por seguro que pediremos una explicación detallada de estos mediocres resultados a los dirigentes de las agencias en falta. Yo buscaré maneras para que puedan mejorar sus contratos con HUB en los próximos años, para que estas agencias alcancen el ritmo de las prometedoras mejoras vistas en la mayoría de agencias estatales.

Sabemos que el Programa HUB funciona cuando las agencias hacen un esfuerzo. Ahora debemos asegurar que funciona para todos los tejanos, en todo sector del gasto estatal, para que el campo de juego esté bien mantenido y realmente nivelado en lo que se refiere a la licitación de contratos estatales.

arriba