Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

De difusión inmediata
CONTACTO
: Kelvin Bass o David Quin
(214) 467-0123 / (512) 463-0123
24 de junio, 2003

Senador West dice que el fallo de la Corte Suprema es crítico para la educación superior en Texas

DALLAS – El fallo de la Corte Suprema el lunes sobre la Facultad de Abogacía de la Universidad de Michigan y los programas de admisión universitaria podría tener un efecto significativo en la educación superior de Texas y la nación entera, dijo el Senador Estatal Royce West (D-Dallas). En uno de los fallos, la Corte Suprema de los Estados Unidos dispuso que la política usada por la Facultad de Abogacía de la Universidad de Michigan no viola las protecciones de la Enmienda 14° al usar la raza como factor de admisión. En un segundo fallo, la corte rechazó el uso del sistema de puntaje de la universidad.

“En un momento en que el debate nacional ha vuelto a examinar la legalidad y utilidad de los programas de acción afirmativa, la Corte Suprema de EEUU. ha afirmado claramente su posición sobre el uso de la diversidad en la educación superior”, dijo el Senador West, presidente del Subcomité Senatorial de Educación Superior. “Muy similar a la Decisión Bakke de 1978, los jueces volvieron a un fallo que rechaza el uso de cupos (raciales o étnicos), pero permite la consideración de la raza en beneficio de la diversidad en las universidades”.

La decisión de la Corte Suprema debería tener un efecto dramático en la educación superior de Texas. El fallo de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito en 1996 sobre el caso Hopwood versus State dio efectivamente por terminado el uso de la raza como consideración en admisiones universitarias en Texas. Los argumentos sobre los casos de Michigan comenzaron en abril de este año, después de atraer aún mayor atención cuando el Presidente Bush, en un discurso de diciembre del 2002, criticó a la Universidad de Michigan por usar lo que sus abogados, en declaraciones posteriores, llamaron un “sistema inconstitucional de cupos”.

“Aún con la creación de la Regla del Diez Por Ciento Más Alto por la Legislatura, los institutos y universidades de Texas han sufrido los efectos de la Decisión Hopwood, dijo el Senador West. “Algunos de nuestros mejores y más brillantes estudiantes minoritarios dejaron el hogar para asistir a universidades en estados que no imponen tales restricciones. Muchos, habiendo finalizado su educación, no han vuelto. Debemos parar el éxodo de cerebros. Así como ha dicho nuestro demógrafo estatal, Texas debe educar a más de sus estudiantes minoritarios si quiere permanecer competitiva en una sociedad donde el lugar de trabajo depende más y más de la tecnología”.

En las últimas horas de la Sesión Legislativa 78°, el Senador West usó un procedimiento parlamentario para derrotar una medida que hubiera limitado las admisiones bajo la Regla del Diez Por Ciento Más Alto. Lo hizo por su convicción de que el público y los legisladores deberían tener un mayor efecto en las leyes que disminuirían aún más la capacidad de los estudiantes para acceder a una educación superior. Otra legislación aprobada que liberalizaría el precio de matrículas universitarias, y el caso de la Universidad de Michigan quedan por decidirse.

arriba