Del despacho del Senador Estatal Royce West - Distrito 23

De difusión inmediata
CONTACTO
: Jennifer Wichmann
(214) 467-0123
8 de octubre de 2002

Con contrato asegurado, la ley contra el perfilado racial se acerca a su implementación

La mayoría de las personas fuera del círculo gubernamental desconoce el proceso por el que pasa una medida legislativa antes de ser promulgada en ley. En resumen, el ciclo termina cuando la medida es aprobada por ambas cámaras legislativas y firmada por el gobernador. Pero esto, aunque tedioso de por sí, es sólo una parte del proceso. Las leyes pasan del nivel de aprobación al de implementación. Reglas deben ser aprobadas y agencias gubernamentales deben hacer cambios para ajustarse a nuevas disposiciones. Algunas leyes requieren un período preparatorio más largo que otras.

Habiendo dicho esto, existe una nueva ley en Texas que está, literalmente, por salir a la calle. El 6 de agosto, el Consejo de Gobierno Competitivo (Council on Competitive Government) –una agencia cuya única misión es asegurar que los tejanos reciban lo más posible por los impuestos que pagan—anunció la asignación de un contrato de 18.500.000 dólares a la empresa Mobile-Vision, la que proveerá el equipo audiovisual dispuesto por el Proyecto de Ley Senatorial (SB) 1074 –la Medida contra el Perfilado Racial.

Esa cantidad, los 18.500.000 dólares aprobados por los votantes en noviembre pasado como parte de una enmienda constitucional, representa la mayor adquisición de equipo audiovisual para uso de departamentos policiales. Esos dólares brindarán equipos a más de 7.500 vehículos de policía de tráfico en todo el estado de Texas.

Esta primavera, el Consejo difundió a nivel nacional una licitación de propuestas para la contratación de equipos. Después de un amplio proceso de evaluación, Mobile-Vision emergió ganadora entre 13 empresas en competición. La compañía demostró capacidad para proveer productos de calidad, en la cantidad necesaria y además a un poco menos de los 2.500 dólares por unidad, el precio estimado por el Consejo. En octubre, se planea recibir el primer envío de equipos audiovisuales adquiridos bajo SB1074 para departamentos policiales locales.

Creo firmemente que la creación y aprobación de la Medida contra el Perfilado Racial es fiel testamento de la voluntad de los ciudadanos de Texas. Pienso que el uso de la tecnología audiovisual en vehículos policiales probará ser de valiosa ayuda al público, agentes de la ley y al sistema judicial.

Muchas veces los encuentros entre policías y ciudadanos resultan en demandas por el procedimiento y supuesto uso de fuerza que son difíciles, sino imposibles, de probar. Los agentes policiales también son a veces sujetos a demandas frívolas que requieren un valioso uso de gente y tiempo para responder. Si estas interacciones pueden resolverse sin necesidad de ir a corte, se traduce en ahorros de los recursos de la policía y del aporte de los contribuyentes. Si la evidencia documentada audiovisualmente puede asistir en determinar la verdad, es el público el que resultará beneficiado.

La implementación de la Medida contra el Perfilado Racial ha requerido un trabajo de equipo de la Legislatura, agencias policiales, el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS), la Comisión de Estándares y Educación de Agencias de la Ley (TCLEOSE) y gobiernos locales.

Los departamentos policiales comenzaron a adoptar medidas contra el perfilado racial a partir del 1° de enero de este año. Estas normas deben cumplir con los requerimientos de la medida SB 1074. Inicialmente, se solicitó información de más de 2.700 departamentos policiales en un intento de determinar cuáles se identifican con definiciones establecidas por SB 1074. TCLEOSE ha trabajado con esos departamentos, recabando y evaluando las normas departamentales.

De ese número, respondieron casi 2.100. Más de 1.500 de esos departamentos hacen paradas de tráfico en el ejercicio de sus deberes y, al hacerlo, entran dentro de los lineamientos de la medida contra el perfilado racial.

Se asignó a DPS la tarea de diseñar reglas para determinar qué departamentos policiales recibirán el equipo audiovisual y el número de unidades que necesitan.

El Proyecto de Ley Senatorial 1074 requiere que la información recabada por los departamentos sea presentada anualmente a los cuerpos de gobierno locales y condales. El primer reporte de esa información vence el 1° de marzo del 2003.

Además, todo agente de policía con licencia en este estado debe participar en un programa educativo y de entrenamiento que trate el perfilado racial. El informe de octubre de TCLEOSE señala que el 80 por ciento de los casi 66.000 agentes policiales de Texas han recibido el entrenamiento dispuesto por SB 1074.

Al preparar la Medida contra el Perfilado Racial, sentado en mi oficina del Capitolio, escuché la historia de un miembro de nuestras Fuerzas Armadas, un veterano condecorado en Desert Storm. En un viaje a través del país con su hijo de 12 años, fue parado dos veces por la policía en Oklahoma. La segunda vez, registraron su carro de arriba a abajo. Bajo el caliente sol de agosto, el sargento del ejército fue detenido dentro del vehículo policial con las ventanillas cerradas, el aire acondicionado apagado, y viendo a su hijo gritar asustado, aterrorizado por un perro de la policía. ¿Su crimen?: Ninguno.

Claro, este incidente ocurrió en Oklahoma, no en Texas. Pero no debería pasar en ningún lado. En ningún lugar de este estado, ni de este país, deberían los ciudadanos que cumplen con la ley ser detenidos por la policía por razones que no tienen relación alguna con una sospecha de actividad criminal. La raza, género, orientación sexual o afiliación religiosa de una persona no deben ser causa de una acción policial. Tengo fe en que el uso del equipo audiovisual en vehículos de la policía ayudará a asegurar que ambos, ciudadanos y agentes policiales, se comporten de la mejor manera.

arriba