Senador Brian Birdwell

DE DIFUSION INMEDIATA
Junio 19, 2014

Texas debe ser líder en la frontera

El miércoles, el Gobernador Rick Perry, el Vicegobernador David Dewhurst y el Portavoz Joe Straus ordenaron al Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas a aumentar acciones inmediatamente para asegurar nuestra porosa frontera sur. En una expansión de la exitosa "Operación Fuerte Seguridad", DPS implementará una amplia escalada policial en la frontera Texas-México, en un esfuerzo por detener a los que entran ilegalmente a Estados Unidos.

Me apasiona profundamente este tema. Contrario a lo que parecería por noticias recientes, lo que estamos viendo en nuestra frontera sur no es nuevo --y no es simplemente una crisis humanitaria. El gobierno federal se ha negado, a sabiendas, a cumplir su obligación constitucional de asegurar nuestras fronteras y hacer cumplir la ley. Aún más, ha creado un incentivo para que decenas de miles de extranjeros --en su mayoría mujeres y niños-- crucen ilegalmente a Texas, sabiendo que nuestra política es simplemente dejarlos libres con un imposible de hacer cumplir 'aviso para comparecer' ante un juez de inmigración. Aunque este tema es inquietante por sí solo, a mí me preocupa mucho la incapacidad de nuestros recargados agentes de la Patrulla Fronteriza para impedir la entrada a Texas a esos que desean dañar a nuestros ciudadanos.

La situación de nuestra frontera pone en riesgo a tejanos y otros americanos. Aunque me niego a aceptar que el manejo de la frontera Texas-México deba estar ahora solo en manos de nuestras agencias policiales a nivel estatal --y a cargo de los contribuyentes de Texas--sé que no podemos cruzarnos de brazos mientras la vergonzosa inactividad de nuestro gobierno federal permite que la situación empeore aún más. Por lo tanto, mientras DPS comience rápidamente a contener la entrada de drogas peligrosas, criminales violentos e inmigrantes ilegales a Texas, continuarán teniendo mi firme y vocal apoyo.

Es mi deber examinar todos los temas desde la mira de los contribuyentes a los que represento y la Constitución de la que la Legislatura recibe su autoridad. Al acercarnos a la sesión legislativa 84º, espero ansiosamente la oportunidad de revisar los detallados costos y beneficios de esta nueva escalada, para determinar si es de interés de todos los tejanos aumentar, reducir o mantener esta operación. Hasta ese entonces, es imperativo que sigamos urgiendo al gobierno federal que cumpla con su prometida obligación de asegurar nuestras fronteras y hacer cumplir nuestras leyes, e, igual de importante, recemos por los tejanos que se juegan la vida haciendo el trabajo que el gobierno federal no hace.

arriba