del despacho de la Senadora Estatal Judith Zaffirini

DE DIFUSION INMEDIATA
Contacto: Will Krueger (512) 463-0121
Mayo 4, 2011

Declaración de la Senadora Judith Zaffirini sobre el presupuesto del Senado

AUSTIN – “El presupuesto es un documento moral que debería reflejar los valores y prioridades de nuestro estado”. Éste es el profundo mensaje de los obispos católicos de Texas cuando visitaron el Capitolio Estatal el mes pasado. Yo voté hoy contra el presupuesto del Senado para el estado porque concuerdo con los obispos y creo que este presupuesto no refleja los valores y prioridades de los tejanos, especialmente con respecto a la educación y la salud y servicios sociales.

Algunos parecen querer distraer la atención lejos de estos recortes draconianos, poniendo énfasis en que el presupuesto aprobado por la Cámara de Representantes es significativamente peor. Desafortunadamente, aunque el presupuesto de la cámara baja es horrendo, el presupuesto del Senado es simplemente malo.

El presupuesto del Senado recortaría drásticamente los fondos a escuelas públicas, y bloquearía o demoraría el acceso a críticos servicios médicos para miles de tejanos ancianos, tejanos con discapacidad y tejanos con enfermedades crónicas. Financia la educación pública en $4.7 billones menos y elimina los fondos para el pre-jardín de infantes del día entero.

Aún más, la medida recorta significativamente los fondos a nuestro sistema de educación superior en $923 millones, y recorta la salud y servicios sociales en $4.8 billones por debajo de las necesidades mínimas de servicios.

También cortó programas que ahorrarían dinero al estado a largo plazo, incluyendo servicios de salud mental, planificación familiar, intervención a la infancia, y seguimiento de enfermedades e inmunizaciones.

Además, el Subcomité de Educación Superior, en su grupo sobre Instituciones Relativas a la Salud, que yo presido, no recibió fondos adicionales para reducir los drásticos recortes de la medida base. Como resultado, el Fondo Permanente de Salud (PHF) para la Educación Superior fue liquidado. Es raro que algunos que discuten en contra del uso del fondo de emergencias en nombre de la prudencia fiscal, son capaces de eliminar un fondo creado para financiar consistentemente las instituciones que entrenan a nuestros desesperadamente necesarios médicos y otros profesionales de la salud.

Este presupuesto no es solo moralmente malo, sino fiscalmente corto de vista. Las presiones fiscales amplificadas por la rápidamente creciente población de Texas son enormes. Lamentablemente, hemos desperdiciado una oportunidad de recortar responsablemente, resolver nuestro continuo déficit estructural e invertir en el futuro de nuestro estado.

Los tejanos merecen algo mejor”.

Top