del despacho de la Senadora Estatal Judith Zaffirini

DE DIFUSION INMEDIATA
Contacto: Celeste Villarreal
(512) 463-0121
Marzo 6, 2009

La Senadora Zaffirini introduce legislación para auspiciar más universidades nacionales de investigación

AUSTIN - La Senadora Judith Zaffirini (D-Laredo) introdujo legislación para crear la manera en que siete “universidades emergentes de investigación” se conviertan en universidades nacionales de investigación.

Reflejando sus prioridades en educación superior, el Vicegobernador David Dewhurst designó su medida SB 9.

Como presidenta del Comité Senatorial de Educación Superior, la Senadora Zaffirini está colaborando con el Diputado Dan Branch (R-Dallas), presidente del Comité de Educación Superior en la Cámara de Representantes y creador de una legislación similar: la HB 51.

La SB 9 proporcionaría fondos para crear más universidades nacionales de investigación y promover el desarrollo de universidades regionales integrales de alta calidad.

“La necesidad de más universidades nacionales de investigación es cada vez más urgente”, dijo la Senadora Zaffirini. “La Universidad de Texas en Austin y la Universidad Texas A&M son nuestras únicas universidades públicas reconocidas a ese nivel, en comparación a California que tiene nueve”.

Enfocándose en el Fondo de Conocimientos Competitivos en Texas que beneficia actualmente a UT-Austin, A&M, Texas Tech y la Universidad de Houston, su medida define la elegibilidad para otras universidades, incluyendo UT-Arlington, UT-Dallas, UT-San Antonio y la Universidad North Texas.

“Esperamos que esto permita a universidades atraer y retener un profesorado de mayor calidad y profundizar la productividad investigativa”, añadió la Senadora Zaffirini. Los fondos serían distribuidos a instituciones elegibles en base a títulos otorgados, número de profesores reconocidos a nivel nacional e internacional, y gastos federales de investigación.

La SB 9 también establecería el Fondo de Conocimientos Competitivos en Texas, que crearía universidades públicas integrales con enfoque en un sólido plan de estudios y centros de excelencia en la investigación.

Los fondos serían distribuidos entre universidades elegibles consideradas por la Junta Coordinadora de Educación Superior como universidades integrales, de doctorados o maestrías. La distribución estaría basada en el número promedio anual de títulos otorgados, aumento en número de títulos otorgados, y número de estudiantes evaluados en National Merit Scholars y estudiantes graduados en el diez por ciento con mejor promedio de sus escuelas secundarias.

Para realzar la productividad de investigaciones, y atraer y retener profesores de alta calidad en universidades emergentes de investigación, la SB 9 crearía el Programa de Incentivo a Investigaciones en Texas (TRIP). Este suplementaría ingresos de donaciones privadas a un índice determinado en relación a donaciones que no excedan los $10 millones por fuente y año.

Top