del despacho de la Senadora Estatal Judith Zaffirini

DE DIFUSION INMEDIATA
Contacto: Nick Almanza
(512) 463-0121
Mayo 8, 2007

Legislación trata el conflicto de intereses entre prestamistas de estudiantes y universidades
Senador Shapleigh se dirige a los medios sobre legislación para préstamos a estudiantes

AUSTIN, TX – Mañana miércoles 9 de mayo a las 9:30 a.m., el Senador Eliot Shapleigh (D-El Paso), acompañado de estudiantes universitarios de Texas, se dirigirá a los medios para presentar las medidas SB 2048 y SB 2049. Estas propuestas se enfocan en el conflicto de intereses entre prestamistas de estudiantes y universidades e institutos de Texas.

“Estas medidas tratan un sustancial conflicto de intereses en el proceso de préstamos a estudiantes, creado cuando administradores de la educación superior reciben regalos o pagos por asesoría de parte de prestamistas de estudiantes”, dijo la Senadora Zaffirini. “Aprecio mucho el arduo trabajo del Senador Shapleigh por resolver este problema, y continuaremos trabajando para una solución integral que refuerce y realce la ética en las prácticas de préstamos a estudiantes”.

“Los estudiantes merecen una evaluación objetiva de qué plan es mejor para ellos”, dijo el Senador Shapleigh, “no el prestamista”.

Con los crecientes aumentos de matrícula en universidades e instituciones de enseñanza superior en Texas –en algunos casos tanto como el 47%--más y más estudiantes de Texas están financiando su educación por medio de préstamos. Según el Proyecto de Deuda Estudiantil, el nivel de deuda por préstamos de estudiantes graduados subió más del doble en la década pasada: de $9,250 a $19,200.

Desafortunadamente, el dramático aumento en el mercado de préstamos estudiantiles ha abierto las puertas a conflictos de intereses y abusos.

Después de una investigación del Procurador General del Estado de New York Andrew Cuomo, ha habido una serie de reportajes acusando a un problemático sector de préstamos estudiantiles, un industria de 85 billones de dólares a nivel nacional.

En la Universidad de Texas en Austin, por ejemplo, el director de asistencia financiera Lawrence Burt ha recibido licencia con sueldo después de denuncias de que incluyó a una compañía –Student Loan Xpress-en la lista de “prestamistas preferidos” de la universidad, después de adquirir acciones en la compañía.

Después vendió las acciones con una ganancia de 14,000 dólares.

Texas debe actuar para prevenir aún la semblanza de conflicto de intereses y otros lapsos éticos de aquellos en oficinas de asistencia financiera universitarias que podrían tener poder para guiar a estudiantes hacia una compañía de préstamos determinada.

Hasta la década de los noventas, el principal programa de préstamos estudiantiles en los Estados Unidos era el programa federal de préstamos garantidos. Los prestamistas privados hacían préstamos a estudiantes bajo el programa y recibían asistencia del gobierno, que pagaba subsidios a los prestamistas y les daba garantías ante el posible impago de la deuda.

En 1994, en un esfuerzo por extender préstamos más baratos y simples a los estudiantes, el Presidente Clinton inició un programa de préstamos directos, donde la función del gobierno federal como garante de préstamos a estudiantes se amplió a una de prestamista directo.

Después de este cambio, los prestamistas privados hicieron una campaña agresiva para preservar su participación en el mercado, ofreciendo incentivos a universidades, incluyendo becas y bajas tasas de interés, para aventajar al programa federal de préstamos directos. Los prestamistas privados también ofrecían regalos y otros incentivos para que los incluyan en las listas de “prestamistas preferidos” de universidades e institutos, que conectan a los estudiantes con prestamistas.

Con una falta de vigilancia contra estas prácticas, el interés de los estudiantes es ahora secundario al interés de individuos privados, universidades y compañías prestamistas.

La SB 2048 prohibiría a empleados de asistencia financiera a estudiantes tener acciones u otros intereses en compañías de préstamos a estudiantes. La medida también prohibiría a empleados solicitar o aceptar regalos de prestamistas universitarios.

La SB 2049 prohibiría a compañías prestamistas compartir cualquier ingreso generado por préstamos estudiantiles con instituciones de educación superior. La medida también prohibiría a prestamistas dar regalos, y a empleados de instituciones aceptarlos, a cambio de información de préstamos, y prohibiría a prestamistas compensar a funcionarios de instituciones educativas por servir en juntas asesoras de prestamistas.

“Los asistentes de préstamos han traicionado la confianza de los estudiantes a los que sirven”, dijo el Senador Shapleigh.

QUE: SB 2048 de Shapleigh, relativa a la prohibición de ciertas actividades a personas empleadas en oficinas de asistencia financiera en instituciones públicas de educación superior; y SB 2049 de Zaffirini, sobre ciertas prohibiciones relativas a la relación entre prestamistas de estudiantes e instituciones públicas o privadas de educación superior.

CUANDO: Miércoles 8 de mayo, 9:30 a.m.

DONDE: Sala de Prensa del Senado: 2E.9.

Top