del despacho de la Senadora Estatal Judith Zaffirini

DE DIFUSION INMEDIATA
Contacto: Gabe Valenzuela
(512) 463-0121
23 de junio, 2005

Senadora Zaffirini vota por proteger el financiamiento a todas las escuelas de Texas

AUSTIN – La Legislatura de Texas continúa lidiando con la tarea de reformar el sistema de financiamiento a la educación pública, para poder dar a propietarios un recorte en sus impuestos de propiedad y a la vez proveer a distritos escolares los fondos necesarios para operar sus escuelas. El sustituto de comité a la medida SB 2, enfocado en reformar cómo se gastan los fondos de la educación, fue adoptado por el Comité Senatorial de Educación el jueves 23 de junio. La Senadora Zaffirini (D-Laredo) votó en contra del sustituto.

“Yo apoyo la premisa de dar a propietarios cierto nivel de alivio en sus impuestos. Me preocupa mucho, sin embargo, el efecto negativo que esta medida tendría en programas escolares, maestros y los costos asociados con la educación de nuestros niños”, dijo la Senadora Zaffirini, miembro del Comité de Educación desde 1989. “Aunque los propietarios estarán contentos de tener unos dólares más en sus bolsillos, la calidad de la educación que recibirían sus hijos se vería perjudicada como resultado de ese pequeño ajuste”.

La medida incluye la eliminación o reducción de ciertas medidas y fórmulas que ayudan a brindar financiamiento a programas como carreras y tecnología, y de niños que se destacan por su talento. Esos fondos se asignarían por medio de un mecanismo en bloque. Los fondos para la Asignación para Instalaciones de Instrucción, que ayudan a distritos escolares pobres que no pueden pagar deudas de instalaciones sin aumentar sus impuestos prohibitivamente, aumentarían a $25 millones. El aumento es de sólo $5 millones con respecto al pasado bienio, que tuvo un déficit presupuestario sin precedentes de 10 billones de dólares.

Como fue adoptada (por el comité), la CSSB 2 daría a maestros un aumento de sueldos de $1,500, dejándolos todavía por debajo del promedio nacional, con la posibilidad de recibir $500 adicionales por medio de programas de incentivos a maestros. Además, los distritos escolares tendrían que pagar una parte del aumento, de los fondos que recibe el distrito.

“Aunque este es un paso en la dirección correcta, sé que muchos educadores estarán decepcionados de que no se aumentan sus salarios al nivel nacional, como lo habíamos prometido”, dijo la Senadora Zaffirini. “Los programas de incentivos a maestros sólo deberían ser implementados una vez que el pago básico al magisterio está al nivel nacional. Si realmente queremos atraer y retener los mejores y más brillantes maestros a nuestras aulas, debemos por lo menos darles los medios para que se mantengan ellos y sus familias, sin forzar a las escuelas a contribuir más dólares”.

Otros puntos con los que la Senadora Zaffirini no está de acuerdo en la medida:

“El resultado final de esta medida sería que esperamos que nuestros estudiantes aprendan más, pero eliminamos financiamiento para programas que ayudan a educar y aún a transportarlos a sus escuelas”, dijo la Senadora Zaffirini. “Es importante que este debate no sea exclusivamente sobre la reducción de impuestos de propiedad. El plan también debe aumentar los fondos estatales para proveer a nuestros estudiantes, maestros y administradores en todo distrito escolar los recursos necesarios para cumplir con los altos niveles dispuestos por nuestro sistema de responsabilidad académica”.

Top