del despacho de la Senadora Estatal Judith Zaffirini

DE DIFUSION INMEDIATA
Contacto: Gabe Valenzuela
(512) 463-0121
8 de julio, 2004

Senadora Zaffirini pide soluciones y respuestas ante el malgasto en los fondos de CHIP

AUSTIN – La Senadora Judith Zaffirini (D-Laredo) pide a la Comisión de Salud y Servicios Sociales (HHSC) de Texas dé explicaciones sobre el reciente informe de la auditoría estatal que describe a HHSC como irresponsable en la supervisión y administración de fondos estatales para el Programa de Seguros de Salud para Niños (CHIP).

El informe difundido el martes 6 de julio por la Oficina del Auditor Estatal de Texas (SAO) indica que HHSC hizo pagos innecesarios o excesivos, por aproximadamente 20 millones de dólares, a la Compañía Nacional de Seguros Clarendon, proveedora exclusiva de CHIP.

“Este informe preocupante en extremo, especialmente considerando las decisiones presupuestarias increíblemente difíciles hechas durante la sesión legislativa regular del 2003”, dijo la Senadora Zaffirini, Vicepresidenta del Comité Senatorial de Finanzas y una de los cinco senadores en el Comité Conferencia de Asignaciones que crea el presupuesto estatal final. “Algunos de nosotros luchamos ferozmente para aumentar los fondos asignados a CHIP y proveer servicios esenciales de salud a niños necesitados, no para llenar el cofre de una corporación”, dijo la senadora.

Según el informe de SAO, HHSC muestra “serias deficiencias en su práctica de contratación y supervisión de contratos, [que] constituyen un abuso en la responsabilidad fiduciaria de la Comisión” respecto al manejo del programa CHIP. Una variedad de factores contribuyeron a los pagos excesivos, incluyendo el falso informe de ingresos y gastos por Clarendon, insuficientes requisitos en informes financieros para sí misma y para sus subcontratistas, e inadecuados términos de contratos que permitieron a Clarendon usar $15.960.000 de los fondos de CHIP para fines de su corporación.

“Esto es increíble”, dijo la Senadora Zaffirini. “La legislatura demanda responsabilidad financiera, y el informe del auditor estatal nos da suficiente razón para investigar este tema y tomar acciones adecuadas”.

HHSC tenía conocimiento de los problemas de Clarendon y su control financiero a subcontratistas, y a pesar de eso renegoció retroactiva y continuamente su contrato con Clarendon. A pesar de haberse hecho cambios, HHSC continuó haciendo pagos según acuerdos iniciales, y no hizo auditoría ni obtuvo una auditoría de Clarendon.

La Senadora Zaffirini, miembro del Comité Legislativo Supervisor de la Transición en Servicios de Salud y Sociales encargado de supervisar la reorganización de las agencias estatales de salud, dijo que ella y sus colegas implementarían los controles necesarios para evitar problemas similares en el futuro.

“Estoy sorprendida y consternada ante este patente fracaso, el que debe ser corregido inmediatamente”, dijo la Senadora Zaffirini. “Los legisladores deben tomar ahora los pasos necesarios para mejorar significativamente la supervisión de HHSC y sus prácticas de contratación, asegurando que los fondos asignados a la atención médica de niños sean realmente usados para este propósito”.

Top